La obra Don Orione espera por corazones caritativos

PADRE TEOFILO CALVO, DIRECTIR DEL PEQUEÑO COTTOLENGO Y DEL HONIM
FECHA: 14/07/2015/
FOTO: RICHARD ALEXANDER LAMEDA

Teófilo Calvo, director del Pequeño Cottolengo Don Orione de Barquisimeto y del Hogar de Niños Impedidos (Honim), indicó que son muchas las necesidades que presentan estas dos casas que albergan en la actualidad a 240 personas con discapacidad, unos por problemas con familiares y otros por abandono social.

Señaló que el 90% de los muchachos no tiene a sus familiares y no pagan a cambio de vivir en esos hogares.

Por esta causa es que salimos continuamente a la sociedad a pedir a ayuda, manifestó, y agregó que la mejor colaboración que pueden hacer es el aporte de dinero porque de esa manera se les hace más fácil comprar lo indispensable para los niños.

Acotó que una de las preocupaciones es cumplir con el pago del salario básico de una nómina de cien trabajadores del Honim y del Pequeño Cottolengo (papás cuidadores), para lo cual han emprendido en esta oportunidad por todas las parroquias el Bono de la Caridad, cuyo costo al público es de doscientos bolívares, el cual inició en mayo y finaliza en el mes de octubre de este año.

“Es una manera que se mucha gente participe en estas obras de la caridad”, puntualizó.

Expresó que empeñados en hacer este tipo de evento, también llevarán a cabo el Bingo de la Caridad, organizado por el Pequeño Cottolengo.

El mismo se realizará en el Club Ítalo Venezolano el domingo 2 de agosto, desde la una de la tarde.

Habrá precios solidarios en comida y refrigerios para que todos disfruten y cooperen pagando una entrada de apenas doscientos bolívares, adujo.

Expuso que con el pago de la entrada la persona obtiene un cartón del bingo para que compita en las quince jugadas.

El bingo está organizado y hay muchos regalos para los ganadores donados por varias tiendas, y un teléfono inteligente americano que le enviaron desde España, que optarán para ganárselo quienes compren una rifa de veinte bolívares.

Dejó claro que estos eventos constituyen una manera de recaudar fondos de las personas caritativas.

Lamentó que por parte de la gobernación del estado Lara recibieron un aporte anual de quinientos mil bolívares, a través del presupuesto participativo, tanto para el Honim como para el Pequeño Cottolengo, lo que consideró insuficiente, aunque la Alcaldía da un aporte ínfimo.

Puso a disposición de las penosas de buen corazón que deseen hacer sus aportes económicos para estas dos instituciones benéficas, la cuenta corriente del Banco Mercantil número: 01080906100100008063.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios