Provea: Operativo de liberación se convirtió en masacre

La organización de derechos humanos Provea expresó su alarma por los indicios de ejecuciones extrajudiciales que giran en torno a la Operación Liberación del Pueblo, desplegado en la Cota 905, que dejó como saldo más de 14 delincuentes abatidos.

La preocupación se basa en denuncias de vecinos de la zona quienes sostiene que durante la operación los blancos de las fuerzas de seguridad apenas opusieron resistencia.

«Testimonios y denuncias de habitantes de Cota 905 indican que el ‘operativo de liberación del pueblo’ se convirtió en masacre», escribió Provea en su cuenta en Twitter.

La posición se suma a la versión que sostiene que los efectivos policiales y militares utilizaron silenciadores en sus armas, así como que actuaron francotiradores dispuestos por el Sebin.

«En opinión de Provea las características del operativo realizado sugieren un uso excesivo de la fuerza y el empleo indiscriminado de medios letales por parte de la fuerza pública. Si bien el Estado tiene responsabilidades en promover políticas para mantener la seguridad ciudadana y proteger a la ciudadanía de los delitos cometidos por terceros, cualquier iniciativa debe respetar los derechos humanos», expresó la organización a través de un comunicado publicado el mismo lunes en su portal web.

El Operativo de Liberación y Protección del Pueblo abre las puertas a la legitimación de las ejecuciones policiales, que sólo en 2014 cobraron la vida de 189 personas», agregó la ONG.

Una de las razones por las que la organización no gubernamental apunta a la utilización de métodos poco ortodoxos para someter a las bandas criminales, que efectivamente fueron desmanteladas en el intenso operativo, es el desbalance entre heridos y muertos. En este caso, sólo se reportó un herido frente a 15 abatidos en un «enfrentamiento» que duró nueve horas.

Al respecto, la ONG alude que en el informe emitido en 2006 por la Comisión Nacional de Reforma Policial se tomó esta «desproporción» como un indicador de la «letalidad policial». Señala dicho diagnóstico que para 2005 por cada herido en un operativo policial había 3 muertos.

«El hecho que la policía “dispare a matar” y no a neutralizar a su contrario, mediante el uso progresivo de la fuerza, no es la única característica del pasado que pareciera repetirse en el operativo realizado en la Cota 905. Del mismo informe de Conarepol se desprende: “La gran cantidad de muertes y lesionados en enfrentamientos con la policía, así como la desproporción entre bajas policiales y civiles, indicaría un alto nivel de letalidad policial, al tiempo que permitiría suponer el encubrimiento de ejecuciones bajo esta figura”.

Por otro lado, vale recordar que tan solo en Caracas, en lo que va de año han sido asesinados 77 efectivos policiales y militares, algunos de ellos a manos de bandas que hacen vida en la Cota 905.

Finalmente, Provea exigió a la Fiscalía General de la República y a la Defensoría del Pueblo iniciar una investigación sobre la actuación de los cuerpos policiales en el marco del Operativo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios