La Red de Instituciones Larenses… ¡en acción! – La República

“República (del latín respublĭca, “cosa pública”; de res, “cosa” y pūblica, “pública”. Es un sistema político que se fundamenta en el imperio de la ley (constitución) y la igualdad ante la ley (al igual que otros regímenes basados en el Estado de derecho) como la forma de frenar los posibles abusos de las personas que tienen mayor poder, del gobierno y de las mayorías, con el objeto de proteger los derechos fundamentales y las libertades civiles de los ciudadanos, de los que no puede sustraerse nunca un gobierno legítimo. A su vez la república escoge a quienes han de gobernar mediante la representación de toda su estructura con el derecho a voto. El electorado constituye la raíz última de su legitimidad y soberanía. Muchas definiciones, como la de Enciclopedia Británica de 1922, resaltan también la importancia de la autonomía y del Derecho (incluyendo los Derechos Humanos) como partes fundamentales para una república. No debe confundirse república con democracia (del griego δημοκρατία, dimokratía, “poder del pueblo”); pues aluden a principios distintos; la república es el gobierno de la ley mientras que democracia significa el gobierno del pueblo”. Fuente: Wikipedia.

Vivimos en la “República Bolivariana de Venezuela” pero se pide a gritos el restablecimiento del “Estado de Derecho”, bajo la implementación del Estamento Legal venezolano, tal cual, fue expresado y aprobado, al amparo del espíritu, propósito y razón de legisladores probos, bajo preceptos tradicional e internacionalmente aceptados. Para ser ejercido por de la Justicia Honesta.

Es el verdadero camino de la paz. El fin del abuso de poder, de la violación de los derechos humanos consagrados en la Constitución Nacional y en tratados internacionales suscritos por Venezuela; de la corrupción; de la delincuencia desbandada bajo la protección cruel, absurda y descarada de la impunidad; de la violación a los derechos de propiedad, Derecho Humano fundamental presuntamente violado con las expropiaciones, confiscaciones invasiones flagrantes o supuestas custodias disfrazadas en ocupaciones de reguardo; a la violación al olvidado Código Civil y, a tantos, y tantos, desmanes que pueden ser calificados como “Delitos de Lesa Humanidad”.

Supongo que es imperioso que el gobierno de la ley, la República, supervise y controle al gobierno del pueblo, sino se entronizará la anarquía, tal cual, era la época antes de que existieran la denominadas “Normas de Fe”; génesis de las leyes modernas, de las cuales, Venezuela, marcó pauta en su formación, liderando los procesos de creación de diferentes Estados de Derecho, en el mundo.
Así como nuestro proceso libertador estuvo inspirado en la Revolución Francesa, de la cual celebramos su aniversario el 14 de julio próximo pasado, con un excelente conversatorio sobre la influencia de Francia en nuestro país, así también, nuestro Estamento Legal tuvo su origen en el Derecho Romano.
De no restablecerse el Estado de Derecho a través de la Justicia Honesta, la anarquía nos devorará con la instauración de las diferentes modalidades de delincuencia, que ya ha impuesto toques de queda en algunos ámbitos.
El gobierno nacional tiene la “obligación” de preservar la seguridad jurídica de los ciudadanos; la personal; la de bienes y propiedades; preservando el derecho a que la propiedad sea transferida pura y simple, perfecta e irrevocable; a través del pago oportuno de un justiprecio acordado. Unidos… lo lograremos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios