Ferias escolares representan  un pequeño escape a la inflación

[email protected]

A pocos días del inicio de clases, las ferias escolares de la alcaldía de Iribarren, hacen vida en el centro de la ciudad como opción económica, sin embargo la diferencia con otros comercios escolares no es muy distante.

Algunos padres acuden a las ferias escolares en búsqueda de útiles a menor costo, sin embargo las mismas ofrecen menor costo solo en pocos artículos, como es el caso de los colores Norma valorados en Bs890 mientras que en comercios escolares se encuentran en Bs1180.

La inflación ataca en todos los ámbitos económicos, incluso en las ferias escolares se reflejan los altos costos de los útiles, en algunos casos los precios llegan a ser más altos debido a que no hay tanta variedad.

“Ahí no pagan impuestos, no fiscalizan por lo que pueden vender más caro”, expresó Edward Linares, gerente de una librería.

Encargados de los diversos negocios aseguran que no hay estabilidad en los precios por lo tanto no pueden garantizar un presupuesto por una semana, ya que cada despacho significa un incremento.

Los precios en las ferias no están exentos de la problemática. En la última semana diversos productos aumentaron el doble de su precio.

En el caso de los textos escolares es necesario visitar las librerías, debido a que son pocos los libros que se pueden adquirir en las ferias.

Por su parte, en los comercios ya no existe oferta o promoción alguna, solo en el mes de julio algunas editoriales despacharon libros a precios viejos, siendo pocos los beneficiados. Aseguran que distintas editoriales han presentado problemas con algunos libros debido a la escasez de papel, lo que significa un fallo en el despacho.

“La gente queda asombrada con los precios, la pega aumentó demasiado y es algo que antes era económico”, expresó Iris Yépez.
Los padres recorren gran parte del centro de la ciudad en búsqueda de precios más económicos. Afirman que no se puede plantear un presupuesto ya que el mismo varía cada semana, en algunos casos cada día.

Los uniformes, zapatos y bolsos no forman monto a gastar. Representantes aseguran que si estos se agregan al listado de compras los precios se dispararían el doble y hasta el triple.

Comerciantes afirman que en los últimos días ha disminuido la afluencia de personas, sin embargo esperan que próximamente se retome la compra de útiles.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios