Cada vez es más difícil conseguir baterías y cauchos

SE INCREMENTA LA VENTA DE CAUCHOS USADOS. 01/09/2015. EDICKSON DURAN.

La situación con la compra de los cauchos y baterías de automóviles cada día se complica, luego de que los principales establecimientos no cuenten con el inventario suficiente para el expendio de los mismos.

Las personas pasan largas horas del día y la madrugada haciendo una cola para poder adquirir estos repuestos para sus vehículos.

El precio justo de un neumático de 13 pulgadas es de 6.250 bolívares, pero hallar un establecimiento en la actualidad que cuente con llantas a este valor es una tarea complicada para los usuarios.

Como alternativa, ante la urgencia de cambiar las llantas de los carros, algunos comerciantes informales colocaron sus puestos de trabajos en la carrera 4 entre calle 5 y 6 de la Zona Industrial I, donde venden cauchos usados.

El valor de cada neumático en estos negocios es de 24.000 bolívares en adelante, los cuales tienen un mes de garantía, cuyo aval es un número de teléfono que el vendedor le da a los clientes.

A criterio de los comerciantes, cada llanta vendida tendrá una vida útil entre seis y siete meses.

La manera en que estas personas obtienen estos neumáticos para su venta, es a través de aquellos ciudadanos quienes venden sus cauchos para cambiarlos por unos nuevos.

Los usuarios han denunciado el hecho de que algunos ciudadanos, que no tienen ninguna necesidad de comprar las baterías, se han aprovechado de la situación de los demás para vender los puestos desde 2.500 bolívares en adelante.

Además, hay quienes han sido víctimas del hampa, al momento de esperar su turno para poder realizar la compra.

Por otra parte, según los clientes de los establecimientos, algunos policías y guardias nacionales visitan el negocio para obtener estos productos sin hacer la respectiva cola.

Personas de la tercera edad denunciaron que fueron expulsadas de la lista de espera para poder adquirir uno de estos productos de manera preferencial y sin hacer la cola normal como el resto de los ciudadanos.

“Nos dijeron que hace 20 días que viniéramos a las cuatro de la tarde que nos atenderían por orden de llegada. Solamente a los que somos de la tercera edad y cuando llegamos, nos dijeron que estábamos suspendidos” expresó Pablo Castillo.

Uno de los requisitos principales para poder comprar las baterías es llevar la antigua fuente de energía.

Este requisito ha provocado enojo en las personas, debido a que si están en la cola para comprar, es porque realmente lo necesitan, por lo cual no entienden por qué es un requisito obligatorio para poder comprar la nueva.

“He tenido que pedir una batería prestada porque me robaron la que tenía, entonces ¿cómo hago para que me la vendan?” se preguntó indignada Gregoria Rivero.

De igual forma, para poder comprar una batería es necesario que el cliente presente los papeles del vehículo.

Como alternativa, hay quienes venden estos repuestos en mal estado a un bajo costo, para que las personas puedan comprar uno de estos artículos nuevos.

“Hay un joven que vende las baterías que no sirven en mil o dos mil bolívares, solo para uno poder comprar una de paquete” señaló Freddy Castillo.

Canidra: Inventarios de repuestos en mínimos niveles

La Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra) informó que el 2015 está cerrando a nivel sectorial con inventarios de repuestos en mínimos niveles en todo el país, y sin posibilidades de que los resultados de la subasta de divisas celebrada hace dos meses, aproximadamente, para atender al sector, entre otros, se traduzca en un mejoramiento de la capacidad de oferta.

En una nota de prensa, el gremio manifestó que “lamenta no haberse equivocado en sus observaciones al respecto”, cuando desde hace poco más de tres años alertó que las decisiones cambiarias que comenzaron a adoptarse entonces, no debían acometerse sin tomar en consideración sus eventuales efectos adversos a los intereses de los consumidores de manera general.

Recuerdan que así lo hicieron saber ante Cadivi, el Banco Central de Venezuela, la Asamblea Nacional y más recientemente ante el Cencoex, como en reuniones técnicas con funcionarios o representantes de las diferentes dependencias oficiales, incorporando en sus reflexiones un alerta.

“Canidra dijo entonces que cambiar las reglas de juego abruptamente y dejar que su administración dependiera de las apreciaciones discrecionales de una exagerada rotación de funcionarios, definitivamente, se podía convertir en la indetenible desaparición de inventarios, como de empresas sectoriales”, precisan.

Advierten que 2015 está terminando con mínimos niveles de inventarios, así como con el cierre de detales, distribuidores, representantes de marcas y de mayoristas, “porque no hay mercancía -nacional o importada- que justifique el funcionamiento de esas empresas”.

Para Canidra, sin repuestos y sin empresas en las cantidades que demanda el parque automotor, como sin divisas suficientes para estimular la producción nacional de autopartes y atender los requerimientos para importar lo que no sea viable manufacturar en el país, las acciones que han adoptado recientemente las autoridades para oxigenar el mercado, definitivamente, no se corresponden con la satisfacción de la demanda.

También se refirieron a la reciente subasta de divisas por 350 millones de dólares para atender al sector, como a los fabricantes de autopartes, importadores de neumáticos y el ensamblaje de autobuses.

“Y en vista de que nuestros afiliados participantes sólo recibieron la aprobación de 14 millones de dólares, aun cuando se nos había dicho que la cantidad final se ubicaría en 80 millones, aproximadamente, es por lo que hemos acordado sostener reuniones técnicas con los transportistas organizados de pasajeros y de mercancía, para evaluar dicha situación”, indican.

Canidra explicó, finalmente, que las reuniones entre los técnicos no han culminado.

“Pero las dirigencias de los dos sectores involucrados en los estudios y análisis descritos, sin embargo, por experiencia y conocimiento objetivo del mercado, ya tienen ideas aproximadas de lo que sus indagaciones pudieran arrojar. De hecho, lo que se puede adelantar es que “hay mucha preocupación”, concluye el comunicado de prensa.

Situación en renovadora Cauca

El pasado jueves se presentó una situación irregular en la Renovadora Cauca, lugar donde venden llantas y reparan vehículos, ubicado en la Zona Industrial I, cuando, alrededor de 200 personas realizaron una cola para comprar cauchos.

Sin embargo, la venta de neumáticos habría sido el miércoles hasta agotarse la existencia del producto.

Los ciudadanos no creyeron en los trabajadores del establecimiento, quienes les informaron que no tienen cauchos para vender.

El grupo de personas tomó las instalaciones del establecimiento, cerraron las compuertas y la carrera 5 de la Zona Industrial.

Luego de dos horas protestando frente a la Renovadora, el grupo de personas llamó a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y a la fiscalía para que hicieran acto de presencia e hicieran una revisión del lugar.

Luego de que los funcionarios realizaran la revisión al recinto, salieron para comunicarles a los presentes la inexistencia de los cauchos.

De igual forma, los empleados de la empresa permitieron la entrada de dos personas para que ingresaran al depósito a objeto de corroborar la información emitida por el personal de la compañía y los funcionarios de la GNB.

Según algunos trabajadores, las personas no creyeron en las palabras de los empleados.

Otras tres sucursales de esta empresa también sufrieron de la incredibilidad de los clientes.

Cabe destacar que la distribución de cauchos es una vez por semana y Renovadora Cauca, cuenta con diferentes filiales de los cuales tiene que dividir la cantidad de mercancía que adquiere.

Se supo a través de un empleado de esta empresa que, actualmente hay una cantidad considerable de cauchos importados que están fiscalizados, por lo tanto, no han sido expuestos para su venta.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios