Comerciantes esperarán hasta el último momento por mercancía

A las pérdidas por no recibir materiales para la fabricación de uniformes ni útiles escolares, se suma la falta de respuestas o liquidación de divisas para la importación de mercancía en temporada decembrina.

Tal aseveración fue hecha por Alberto Gámez, presidente de Fedecámaras-Lara y directivo de la cúpula nacional, quien subrayó que aún guardan la esperanza de que al menos sean liquidadas las divisas ya asignadas, que representan 30% de la demanda total.

De ser así podrían tener la mercancía en tierra firme para finales de noviembre. Luego de esto tardarían aproximadamente 15 días para la nacionalización y traslados al interior del país.

“Ya para esta fecha deberíamos tener en almacenes o en containers los productos para vender, pero ni siquiera contamos con la asignación de las divisas”, lo cual solía ocurrir entre mayo y julio de cada año.

Destacó que en la pasada temporada navideña la mercancía fue recibida a finales de diciembre, incluso parte a principios de 2015. Parte de estos artículos quedaron rezagados y probablemente sean puestos en vitrina para los próximos meses.

Si bien parte de la mercancía se ha vendido en el transcurso del año, la restante será comercializada al precio que marca, ya que “el Gobierno no permite registrar la depreciación de la moneda”, manifestó Gámez.

Recordó que el Gobierno nacional manifestó que supliría la distribución de útiles y ropa escolar, medida que iría en detrimento de la empresa privada.

En tal sentido, temen que ocurra lo mismo con la mercancía decembrina, a un precio muy por debajo de los costos manejados por el empresariado privado.

Dijo no comprender las políticas del Gobierno. ”Pareciera no creer en la empresa privada”.

Respecto a la exoneración de impuestos a la importación de 61 alimentos que se producen en el país, Gámez apuntó que esta medida sólo aplicaría para el sector público, el que cuenta con divisas para la importación.

“Nosotros no importamos; sólo lo hace el Gobierno, por lo cual las únicas beneficiadas con esta medidas serían las mismas empresas del Gobierno”, comentó Gámez, quien subrayó que por no tener acceso al dólar preferencial múltiples empresarios se han visto obligados a adquirir divisas a más de 200 bolívares. Acotó que tal medida seguiría estimulando la importación y desestimulando la producción nacional. Calificó esta situación como propia de un “país de contradicciones”.

En este sentido, Gámez apuntó que la cúpula prepara un documento especial en rechazo a estas medidas y falta de respuesta oportuna. Indicó que Fedecámaras y sus afiliados tiene deseos de seguir trabajando, pero no cuentan con maquinarias, insumos, materia prima ni divisas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios