Dirigente juvenil de Lara: “Intentaron provocarnos”

Representantes del partido político opositor, Voluntad Popular (VP), fueron víctimas de agresiones por parte de unos colectivos en las adyacencias del Palacio de Justicia en Caracas donde murió de un infarto el dirigente de la organización con sede en Catia, Horacio Blanco.

Según María José Rodríguez, coordinadora juvenil del partido en el estado Lara, los integrantes de la tolda opositora llegaron a la plaza, igual que la concentración del pasado viernes, pero en esta ocasión se encontraba un grupo de simpatizantes del gobierno nacional.

“Cuando llegamos ellos comenzaron a intentar provocarnos con insultos pero nosotros no les paramos. Luego llegó Lilian Tintori, y se pusieron violentos, nos cayeron a botellazos, a Manuela Bolívar -candidata a diputada- quien está embarazada, la golpearon en la barriga”.

Explica Rodríguez que Horacio Blanco le pidió a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que los dejaran pasar porque se sentía muy mal, pero a ser negada esta petición, cayó al suelo.

Los compañeros de Blanco lo levantaron para auxiliarlo pero al alzarlo, se dieron cuenta que había fallecido.

“Intentamos salir pero ni los colectivos que estaban por el frente ni los GNB por la parte de atrás nos dejaban salir, tuvimos que sacar a Horacio por la parte de arriba pero ya estaba muerto”, agregó la coordinadora juvenil.

Al no tener resguardo por parte de los funcionarios de seguridad, los representantes de VP corrieron hacia la estación del metro donde posteriormente se reencontraron en la plaza Bolívar de Chacao.

“Estábamos más de 60 personas golpeadas con heridas en las costillas y en la cabeza. Les dieron con palos, piedras, botellas, y otros objetos”, señaló María Rodríguez.

Rechazo a la violencia

La juventud de Operación Venezuela expresó su rechazo ante los hechos de violencia que se generaron en el Palacio de Justicia durante el juicio del líder opositor Leopoldo López. Afirmaron que las acciones cometidas por el oficialismo son violaciones a los derechos fundamentales de cada ciudadano, viéndose obligados a callar sus pensamientos o críticas por miedo a ser detenidos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios