Volkswagen enfrenta ola de problemas judiciales por ilegalidades en emisiones

¿Quiénes sabían del engaño, cuándo lo supieron y quién lo ordenó?

Esas son algunas de las preguntas cuyas respuestas buscan investigadores estatales y federales al escándalo de emisiones en Volkswagen, que ya costó el puesto al director general, hizo desplomarse las acciones y pudiera resultar en miles de millones de dólares en multas.

Expertos dicen que el fabricante alemán de automóviles muy probablemente enfrentará problemas legales significativos, incluyendo posibles cargos criminales, tras admitir que 11 millones de sus vehículos diésel vendidos en todo el mundo tienen un software diseñado específicamente para burlar pruebas de emisiones.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA) acusa a VW de instalar software oculto en sus versiones de “diésel limpio” de sus modelos Passat, Jetta, Golf y Beetle para detectar cuando están siendo examinados y emitir menos gases contaminantes que en condiciones reales. La agencia dijo que los dispositivos en esos modelos les permitieron arrojar hasta 40 veces la cantidad de gases nocivos permitida para mejorar su rendimiento.

“Si existe suficiente evidencia para mostrar que Volkswagen programó intencionalmente sus vehículos para anular los dispositivos de control de emisiones, la compañía y cualquier individuo involucrado pueden enfrentar cargos bajo la Ley de Aire Limpio y por conspiración, fraude y declaraciones falsas”, dijo David M. Uhlmann, exjefe de la sección de delitos ambientales en el Departamento de Justicia y que ahora es profesor de derecho en la Universidad de Michigan.

El CEO de VW, Martin Winterkorn, renunció el miércoles y la compañía dijo que establecería un fondo de 7.300 millones de dólares para cubrir el costo del escándalo. Pero esa cifra pudiera no ser suficiente. La compañía se ha disculpado, pero no ha detallado aún quiénes son responsables por el software.

La prensa alemana dijo el domingo que Volkswagen había recibido advertencias sobre el uso de trucos ilegales para burlar pruebas de emisiones. Bild am Sonntags informó que una investigación interna de VW encontró una carta del 2007 del abastecedor de piezas Bosch en la que advierte a Volkswagen no usar el software durante la operación normal.

Audi también

La lujosa marca Audi de Volkswagen AG anunció que 2,1 millones de sus vehículos utilizan los motores envueltos en el escándalo sobre falseo de pruebas de emisiones contaminantes.

El motor en cuestión se empleó en los modelos turbo diésel de 1,6 y 2 litros en las gamas A1, A3, A4, A6, TT, Q2 y Q5, señaló la agencia de noticias dpa. Los automóviles tienen motores de la categoría “euro 5” de emisiones; los que llevan los motores de la categoría más nueva “euro 6” no están afectados por el escándalo de emisiones.

Volkswagen admitió la semana pasada que 11 millones de vehículos en todo el mundo contenían un software en el centro del escándalo, y después añadió que 5 millones de esos autos habían sido fabricados por su marca principal VW.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios