Un peligro viejos árboles de la Rafael Caldera

Hugo J. Boscán/Foto: Iván Piña |

El susto que el pasado domingo  pasaron los habitantes de un sector de la avenida 16 de la urbanización Rafael Caldera, debe ser considerado como una advertencia sobre el peligro que representan varios árboles viejos y enfermos allí existentes.

Ese día, aproximadamente a las  9 de la mañana, un gigantesco Jabillo se vino abajo, tapiando con sus ramas todo un canal de la avenida y alcanzando también, afortunadamente sin mayores consecuencias, algunas casas vecinas.

“Nosotros teníamos tiempo advirtiendo que eso iba a pasar. Llevamos oficios a la alcaldía y a Corpoelec pero no hicieron nada”, explica Nellys de Soto, una de las habitantes del sector.

Señaló que en varias oportunidades llegaron cuadrillas de la alcaldía, concretamente de Emica, con el fin de cortar el árbol, pero como nunca llegaron de Corpoelec para suspender el suministro de electricidad no puidieron hacer nada.

Dijo que, afortunadamente, al momento de caerse el árbol no había niños debajo, como era frecuente, y eso evitó una tragedia.

Pero advirtió que el peligro continúa porque en la isla central de la avenida 16 de la Rafael Caldera existen otros, también de Jabillo, así como de samán, que como están enfermos y viejos, igualmente pueden caerse con cualquier ventarrón.

No sólo constituyen un peligro para los transeúntes y vecinos más inmediatos sino que también causan problemas a los servicios públicos, en especial las cloacas, aguas blancas y electricidad.

Las tuberías se rompen porque las raíces las dañan impidiendo la circulación normal de las aguas negras o servidas, y la electricidad también sufre interrupciones porque las ramas cortan los cables que se enredan en ellos.

Vecinos de la avenida 16 de la comunidad piden la intervención del ministerio del Ambiente a fin de que decidan lo que se debe hacer con esos árboles, para que no sigan constituyendo un riesgo a las familias.

“Pero que no vayan a esperar que nos caiga una mata de esas en la cabeza para actuar”, enfatizó Nellys de Soto.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios