El voto: entre lo emocional y lo racional

Lorena Quintanilla Muñoz/Foto: Archivo/CID |

EN LARA FUE ACTIVA LA REPUESTA DEL ELECTORADO ANTE LA JORNADA DEL SIMULACRO
BARQUISIMETO
02/09/2012
FOTO ANGEL ZAMBRANO
MASIVA VOTACION
SIMULACRO ANTICIPO EL ESCENARIO ELECTORAL DEL 7 DE OCTUBRE
VOTAR
VOTACION

El descontento se traducirá en un sufragio racional, consciente, mucho más pensado, fuera de todo sentimentalismo y fanatismo, analizó el politólogo Yosbert Vásquez, quien considera que el tema económico está en el tapete.

“El cambio, en manos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en cara de otros líderes o bajo la responsabilidad de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), va más allá de un actor político. El cambio que demanda el venezolano es de políticas públicas”.

Vásquez explicó que la propia acción del voto es irracional. Se trata de un acto natural, visceral, poco pensado, movido por las emociones.

“Hoy el venezolano, más allá de cualquier postura política, exhibe un descontento real con la situación económica que afecta al país, la cual es innegable”, reitera.

Decisión

Vásquez expuso que aunque el voto es una acción irracional, en esta oportunidad el electorado medirá las repercusiones de su decisión.

Para nadie es un secreto que el Gobierno sigue apelando a la figura de Hugo Chávez para mantenerse en el poder. Si bien, se trata de una estrategia válida, que juega con lo emocional, en esta ocasión el elector no mide el contenido comunicacional de los contendientes, al contrario, evalúa, analiza la propuesta de cada líder político.

Hoy, cuando no se atienden los problemas de las comunidades, sino los problemas de partidos políticos, jugar con las emociones del electorado no es una buena idea , opina Vásquez. Agregó que los votos volátiles, representados en los no alineados, incidirán de manera diferencial en el resultado de hoy.

El actor

El docente explicó que la esperanza del electorado no radica en el actor político.

El venezolano ha entendido que no se trata de personalizar la política. Se trata de cómo el Estado gestiona y canaliza las demandas de la sociedad, de cómo se organiza para cumplirle a la gente.

“No es el nombre o rostro de un actor político, es la propuesta que pueda presentar ese actor y cómo va a atender las demandas de una sociedad sumida en una profunda crisis económica”.

Alta intención de voto

Ricardo Ríos, presidente de la consultora Poder y Estrategia, destacó varios elementos importantes.

Mencionó que por lo general las elecciones que más movilizan al electorado son las relacionadas con las primeras magistraturas, es decir, presidenciales, en las cuales el padrón electoral tiende a moverse significativamente.

“Estos comicios tienen su particularidad porque la intención de voto es altísima. Algunos hablan de 70%, cuando históricamente ha sido entre 40% y 60%. Esto hay que celebrarlo; habla muy bien de la participación ciudadana”.

Matiz plebiscitario

Hay otra motivación importante para moverse masivamente a votar.

Más allá de la elección de diputados y pese a la polarización política, estos comicios tienen un matiz plebiscitario, a favor o en contra, considera Ríos.

“La campaña no giró en torno a propuestas que se enarbolarán de un bando u otro. Simplemente, por un lado exponen que el modelo político es inviable y señalan una serie de dificultades, consecuencia de ese modelo y así valerse del voto castigo. Por otro lado está el Gobierno reforzando su tesis, invitando a votar para profundizar su gestión”.

A juicio del experto, la elección no gira en torno a una propuesta legislativa sino al carácter plebiscitario, a favor o en contra de uno u otro.

Hay una significativa intención de voto producto del descontento, acotó.

¿Voto consciente?

-¿Se produciría entonces un voto consciente, dejando atrás los sentimentalismos?

-No diría eso porque en la política no todo es racional, de hecho hay mucho de pasión en torno a la política. Más que un voto consciente es un voto que tiene que ver con lo emocional. En el caso de los partidarios del Gobierno hay una carga emocional muy grande porque se trata  del liderazgo del presidente Chávez al cual el oficialismo sigue apelando.

Esto va más hacia lo emotivo que a lo propositivo. Por otro lado, la oposición sigue sin articular un proyecto de país y apela a votar en contra de lo que hoy en día es el Gobierno, por lo cual no estoy muy seguro que se trate de un voto consciente realmente.

Oportunidad para expresarse

Ríos celebra que haya elecciones. Es una oportunidad que debe aprovecharse para expresarse contundentemente. Evaluar la propuesta de los actores es la tarea del elector.

“Me gustaría que trascendiéramos a la polarización de a favor o en contra”.

Enfatizó que no se trata de en contra de qué sino a favor de qué vamos a votar, por ello debe valorarse la oferta electoral.

“Hay quienes votarán para rechazar una serie de dificultades y eso es comprensible; creo que será una proporción significativa y determinante en el resultado final”.

Sin embargo, dijo, a nuestra política le falta trascender, ir más allá del color o el actor político; analizar la propuesta. Ojalá evolucionemos a partir de estos comicios.

Tendencias

-Algunos oficialistas le darán su voto a la oposición, otros preferirán abstenerse porque ninguna facción convence, ¿cómo repercutirá esto?

-Hay un tercer sector que no está ni con el Gobierno ni con la oposición pero que no es un bloque político, al mismo tiempo, hay una desmovilización importante de chavistas descontentos que devendría en abstención.

Sin duda, ese descontento va a tener una significación importante en el resultado final.

Descontento

La crisis económica ha generado un gran descontento, sostiene el politólogo Mario Perdigón.

“Los ciudadanos sienten que la crisis le afecta su bolsillo, sobre todo las distorsiones y desequilibrios económicos, así como las políticas públicas del Gobierno, las cuales son evaluadas como muy malas. La mayoría de las personas, casi 80%, opina que la crisis económica afecta a todos los estratos y segmentos políticos, incluso, la gente vinculada al PSUV está afectada por esta situación”.

Opositores y no alineados también padecen esta realidad, alcanzado 90%, agregó.

Voto emocional vs voto consciente

El analista refiere que el voto siempre es emocional. Normalmente, al elector lo domina lo afectivo.

Sin embargo, ocurre que la propia crisis económica, colas, escasez, desabastecimiento ha devenido en desencuentros emocionales negativos, la percepción hacia esas largas colas es absolutamente negativa, en consecuencia, se produce un comportamiento electoral determinado.

La futura AN debe entender que los venezolanos rechazan las peleas y buscan una salida pacífica a la crisis, rechazan la polarización política y están claros que para salir adelante necesitan un país unido, no dividido. La reconciliación será tarea ineludible del Parlamento.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios