En Morán participaron por el anhelo de un país unido

Fotos y texto: Atahualpa Lara |

Desde muy temprano, decenas y decenas de personas se apostaron a las afueras de la Escuela República Dominicana de la ciudad de El Tocuyo, capital del municipio Morán, para ejercer el derecho ciudadano del voto.

Quienes elegirían dos representantes nominales y un tercero a través del voto lista, en el circuito dos del estado Lara, indicaron que la actividad en dicho centro de votación inició una hora después de las seis de la mañana, tiempo que estipula el Consejo Nacional Electoral para dar arranque a las elecciones en los centros de votación. Sin embargo, los mismos electores expresaron lo expedito y fácil que fue votar, una vez fueron habilitadas las nueve mesas de dicho centro.

Igual situación se registró en el centro de votación Roberto Montesinos, de la capital morandina, donde una cola más corta precedía la buena asistencia de los electores en las siete mesas de votación. De igual forma, en este centro electoral se registró un breve retraso en el inicio de la jornada después de tener inconvenientes con el sistema de una de las máquinas automatizadas.

Linda Colmenárez, residenciada en la capital del municipio Morán y quien     ejerció su derecho al voto alrededor de las 10 a.m., explicó que su permanencia en la cola para ingresar al centro fue breve y resaltó la rapidez con la que ejerció su derecho por “lo fácil que resulta el proceso”.

Por su parte, Yajaira Rodríguez, electora de la Escuela Bolivariana Roberto Montesinos, resaltó la brevedad del proceso y la atención que recibió por su condición de la tercera edad, “no duré ni 10 minutos desde que llegué al centro”, dijo mientras sostenía la servilleta que secaba la tinta indeleble con la que cierra el proceso de su elección.

Al ser consultados sobre el por qué de ejercer este derecho, Colmenárez explicó que lo hace por su hijo y un sobrino: “Ambos se quieren ir del país, y yo no quiero que mi familia se desintegre como consecuencia de esta situación que vivimos”, explicó. “Por eso estoy aquí, con mucha esperanza de que todo cambie, que cambie la crisis por la que estamos pasando los venezolanos”.

Sobre las exigencias que harían los votantes a la nueva Asamblea Nacional, Colmenárez indicó que una de estas sería mejorar la salud, así como el bienestar en el acceso a los alimentos y a la educación; sin embargo, la más imperiosa, según su criterio, “es la de revalorizar nuestra moneda, que ahora no alcanza para nada”, sugiriendo la aplicación de políticas económicas para lograr este cometido.

Yadiar de Pérez, de 63 años, votante del centro ubicado en la Escuela República Dominicana indicó que “lo hace (votar) por mis nietos, para que mejore el país…, por eso, pediría que reformen estas leyes que hicieron a lo largo de los últimos 17 años, como la reelección indefinida”, ejemplificó.

Allende Castellanos, tocuyano, expresó sus razones para levantarse temprano y votar: “Yo quiero participar como lo hago en cada elección, pero además, el país necesita cierta rectificación y cambio… los diputados que vienen deben tomar conciencia de la dirección que necesita el país”.

“Necesitamos reforzar la economía, la producción, que se disminuya la delincuencia, la inseguridad…, y así tener un país digno, libre y desarrollado para sentirnos orgullosos de él”, sostuvo Castellanos.

Daniel López, un joven de la ciudad de El Tocuyo, explicó que vota “con la esperanza de un cambio en el país, porque quiero que los venezolanos tengamos calidad de vida, seguridad, alimentos y, sobre todo, poderes autónomos y no manipulados”.

Preocupó el voto asistido

Tras el recorrido hecho por varios centros de votación en los municipios Morán y Jiménez, varias personas dentro y fuera de dichos centros, indicaron su preocupación por la cantidad de “votos asistidos” que se llevaban a cabo en las diferentes mesas.

En centros como el Roberto Montesinos de El Tocuyo, se pudo evidenciar que un grupo de no menos cinco personas esperaban en la primera fase del proceso para votar, donde se muestra la cédula y otorgan un papel que expresa la ubicación de la persona en el cuaderno de votación. Todos ellos, adultos mayores, eran esperados por un acompañante para ser llevados a sus mesas y ejercer su derecho.

Como se recordará, el voto asistido se denomina a la facultad que tiene un ciudadano de acompañar a un elector al momento de ejercer su derecho, previa solicitud del votante. Sin embargo, varios observadores de diferentes centros de votación indicaron que, en ocasiones, los presidentes de mesas se negaban a levantar el informe donde se expresa que fue usado este mecanismo y que inhabilita al acompañante en acciones similares y futuras.

El voto asistido comparte la opción de preferencia del votante a su acompañante, y pudiese ser un mecanismo de presión o coacción.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios