Pasan de 200 los intoxicados en Agua Negra

Hugo J. Boscán | /Fotos: Iván Piña |
INTOXICADOS EN EL CASERIO AGUA NEGRA DE SAN MIGUEL DE QUIBOR. 14/12/2015. FOTO IVAN PIÑA

En Agua Negra, parroquia Paraíso de San José, municipio Jiménez, al oeste de San Miguel, este fin de semana fue diferente a todos los anteriores, cuando había expectativas y alegría por el matrimonio de dos jóvenes del poblado.

Esa felicidad se transformó en preocupación cuando algunos de los invitados comenzaron a ser afectados por vómitos, dolor de cabeza, diarrea y fiebre, originados por un elemento para el cual, hasta la tarde de este lunes, no había explicación.

Tan pronto se dio la alarma, comisiones de Bomberos y Protección Civil de Jiménez se trasladaron al caserío para colaborar en el traslado de los pacientes, primero al ambulatorio de San Miguel y luego a los de Buena Vista, Cubiro y al hospital Baudilio Lara, en Qu-íbor, algunos de los cuales ya habían llegado en vehículos particulares.

Este lunes, las pocas calles de la agradable población estaban prácticamente desoladas pues sus habitantes, o permanecían en sus casas, reponiéndose de los males o acompañaban a quienes permanecían en centros asistenciales.

La escuela básica media jornada Rafael Ramón Suárez, donde cursan 200 alumnos, también experimentaba una ausencia del 50 por ciento, por la misma causa, como lo informó el profesor Aníbal Sánchez, uno de sus docentes.

Dos obreras de la institución también estaban en cama, afectadas por la supuesta intoxicación.

Yersely Valera, presidenta del consejo comunal Agua Negra, mantenía su preocupación por lo ocurrido, además cerca de las once de la mañana, aún no se había presentado autoridad sanitaria alguna.

Posteriormente llegarían médicos pediatras, epidemiólogos y de contraloría sanitaria, para iniciar las investigaciones.

Tampoco ella sabía los orígenes de la supuesta intoxicación que algunos atribuyen a la comida servida en la boda, o al agua contaminada con químicos agrícolas que habrían consumido.

Pero Migdalia Pérez, la bodeguera de Agua Negra, no cree haya sido el arroz o paella o la ensalada la causante del mal estomacal y la fiebre.

“Yo me comí el contenido de dos platos, el mío y parte del que dejó mi hijo y no nos pasó nada; lo mismo mi vecina y sus hijos que están bien”, refirió.

Pero agregó que hace pocos días otro de sus niños, de 5 meses, padeció los mismos síntomas, lo que le hace presumir se trate de un virus presente en la población.

Pero circuló una versión según la cual el sábado fue lavada la toma de agua del caserío, la cual es alimentada por quebradas procedentes de la montaña y presuntamente, les caen residuos de químicos utilizados en las numerosas siembras de hortalizas de la zona.

Este lunes, Luis Rodríguez, director de Protección Civil en Jiménez, y Luis Mujica, de PC nacional, continuaban recorriendo los centros de salud y casas de afectados para determinar la cantidad.

En la mañana, Rodríguez dijo haber contabilizado 185, con 14 llevados la noche del domingo a Cubiro, pero en la tarde la cantidad subió a 217, con algunos atendidos en familia.

En la mañana, tres niños fueron ingresados en el Hospital Pediátrico de Barquisimeto por los bomberos.

“Que investiguen lo que pasó, que no escondan nada”, pidieron los vecinos de Agua Negra.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios