Vente Venezuela presentó propuestas para futuras elecciones

MGT/Foto: AP |

Vente Venezuela presentó este domingo sus propuestas para garantizar la transparencia de las próximas elecciones. Dichos planteamientos están basados en el proyecto de defensa del voto que desarrolló para las pasadas elecciones parlamentarias, denominado Cantaclaro.

Señalaron, a través de un boletín de prensa que, en primer lugar, es necesario la depuración del Registro Electoral (RE).

De acuerdo con la lista de recomendaciones realizadas por las diputadas electas Lucrecia Morales, Ana María Morales y Carmen Serrada; los expertos electorales José Antonio Vega y Humberto Villalobos y el abogado Tomás Arias, el RE “debe depurarse exhaustivamente”, ya que “está demasiado viciado”, pues existen más de 3 millones de electores que no deberían estar inscritos: 2.580.561 abstencionistas (quienes no sufragaron en tres elecciones consecutivas) y 605.848 extranjeros, quienes poseen cédula de identidad venezolana, sin su debido soporte (partida de nacimiento).

Eliminación de captahuellas

Además, proponen la eliminación del captahuellas. Según lo publicado, el Sistema Automatizado de Información (SAI) y el Sistema de Información al Elector (SIE) no aportan “elementos de confianza sobre el acto de votación ni contribuyen realmente a la celeridad del proceso”.

Restricción del voto asistido

Debido al uso del voto asistido como método de “manipulación del voto en electores física, social o laboralmente vulnerables, para favorecer al oficialismo”, también proponen la restricción de los acompañantes y la limitación de estos solo a los electores que manifiesten expresamente su necesidad de votar con un acompañante.

Ello debe ser aprobado por los miembros de mesa, quienes, para serlo, deben ser bachilleres como mínimo y no como lo prevé la legislación vigente, que establece que el personal electoral debe solamente saber leer o escribir.

Auditorías ciudadanas

Asimismo, Vente Venezuela recalca que la participación ciudadana en las auditorías de las mesas electorales y la observación internacional calificada son garantes de la transparencia del sistema electoral. Para ello, proponen que el 100% de las mesas sea auditado, no discrecionalmente por el Consejo Nacional Electoral (CNE), sino por los ciudadanos.

“Durante las Parlamentarias 2015, en aquellas mesas donde se hizo verificación ciudadana, se lograron resultados confiables al poderse corroborar que lo señalado por las máquinas coincidía perfectamente con las papeletas depositadas en las respectivas cajas de resguardo del voto”, argumenta la organización.

En ese sentido, por tratarse de un proceso eminentemente civil, el movimiento político enfatiza la necesidad de limitar progresivamente el control que la Fuerza Armada Nacional (FAN) ejerce sobre los eventos electorales.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios