Decentes de la UNA protestan por insalubridad en sus instalaciones

Franklin Suárez Cordero | Edickson Durán |
EMERGENCIA LABORAL EN LA UNIVERSIDAD NACIONAL ABIERTA. 28/01/2016. EDICKSON DURAN.

La tarde de este jueves 28 de enero, docentes, personal administrativo y obrero de la Universidad Nacional Abierta (UNA), se apostaron a las afueras del núcleo de Barquisimeto, en lo que denominaron “Parada de emergencia laboral”, solicitando a las autoridades universitarias se resuelvan la problemática de salubridad que les aqueja desde hace once meses.

El núcleo de la UNA, ubicado en la carrera 19 con calle 30 de nuestra ciudad, registra una matrícula de 1700 alumnos, entre pregrado y especializaciones. Además tiene un plantel de 39 profesores, 27 empleados en el área administrativa y 8 obreros de mantenimiento.

Según la profesora Fanny Moreno, Jefe del centro de recursos múltiples de la UNA, “actualmente vivimos una crisis de insalubridad en las instalaciones de nuestra universidad, porque desde hace once meses, están dañadas o con falta de mantenimiento las unidades de aire acondicionado del edificio”.

La sede de la Universidad Nacional Abierta, en Barquisimeto es una estructura cerrada, que por su diseño no permite la entrada de ventilación natural, es decir solo puede funcionar con aires acondicionados y extractores para hacer circular el aire.

“La falta de oxigenación en los espacios de la universidad, ha generado como resultado, varios estudiantes desmayados y más de 8 personas de la plantilla que labora en la UNA, se encuentran de reposo por causa de hipertensión arterial, además de enfermedades respiratorias y virales”, aseguran los docentes.

Otro de los factores que afectan el desarrollo de las actividades, es la precaria iluminación con la que cuentan el centro estudiantil, que según educadores lleva más de ocho meses en mal estado.

“Actualmente los docentes no tenemos áreas donde atender a los estudiantes y ellos son los más afectados con la situación, porque no contamos con espacios óptimos para brindar las asesorías”.

La reparación del daño que presentan los equipos de ventilación e iluminación de UNA, estaban cotizadas para el año pasado en 15 millones de bolívares, la preocupación de los docentes y el personal administrativo, es la variación que pueda tener dicho presupuesto este 2016.

Los educadores aseguraron que, “si no es escuchado nuestro planteamiento, la semana que viene, serán dos días de protestas, y así seguiremos hasta que se escuche al personal y se planteen soluciones”.

Para el día de hoy se espera a una comisión desde Caracas, que dará a conocer los resultados en las conversaciones que tuvo el gremio universitario con la comisión de la Asamblea Nacional.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios