Carreteras nacionales esperan reactivación de peajes

María Fernanda Pérez / Fotos: Archivo |
PEAGE SERA ADMINISTRADO POR EL GOBERNADOR DE LARA HENRI FALCON DECRETADO POR EL PRESIDENTE DE LA REPUBLICA 05 01 2015 FOTO STEVEN GRANADILLO

Autopistas iluminadas, con demarcación adecuada, seguridad vial activa, atención médica inmediata, baños públicos acordes, es lo que se quisiera tener cuando un venezolano decide recorrer el territorio nacional. La realidad es que pocas zonas cuentan con todas esas cualidades, algunas sólo tienen el privilegio de haber sido asfaltadas recientemente o las construidas en los últimos años.

El mantenimiento de dichos canales viales es exclusividad del Ejecutivo nacional, excepto aquellas vías que comunican a los municipios de un mismo estado por corresponderle a las Gobernaciones. Que no todas han garantizado carreteras de calidad.

Según el artículo 4 de la Ley de Tránsito y Transporte Terrestre es competencia del Poder Público Nacional “lo relacionado con licencias de conducir; registro vehicular; tipología de unidades de transporte; condiciones de carácter nacional para la prestación de los servicios de transporte de uso público y de uso privado de personas; el transporte público de pasajeros en rutas suburbanas, interurbanas, metropolitanas y periféricas, sin menoscabo de las competencias que la ley y los reglamentos atribuyan a los Municipios; el transporte de carga; la circulación en el ámbito nacional; el régimen sancionatorio; el control y fiscalización del tránsito en la vialidad, sin perjuicio de las competencias de los estados y municipios; las normas técnicas y administrativas pare la construcción, mantenimiento y gestión de la vialidad, así como la concesión, el ordenamiento de las estaciones de peajes, el establecimiento de las tarifas en el ámbito nacional y las demás que le atribuya la ley”.

En el caso de las competencia del Poder Público Estatal, el artículo 5 de dicha ley señala responsabilidad en “la conservación, administración y aprovechamiento de las carreteras y autopistas nacionales en coordinación con el Ejecutivo Nacional, en los términos previstos en el presente Decreto Ley, y la ejecución, conservación, administración y aprovechamiento de las vías terrestres estadales, así como la circulación en el ámbito estadal”.

Durante muchos años esa conservación y administración de las autopistas y carreteras nacionales se daba gracias al recaudo percibido en los diferentes peajes del país, donde también se instalaban puntos militares para atacar el contrabando. Aunque para muchos no era de gran efectividad.

Que las estructuras de dichos peajes se hayan construidos sin cumplir la distancia mínima permitida de 80km, que en algunas regiones existieran más que en otras y que las recaudaciones no cumpliera con los objetivos para mantener las vías de manera adecuada, fue el argumento que expuso el expresidente en el 2008, Hugo Chávez Frías, para eliminar estos cobro, dejando sin funcionamiento dichas estructuras.

Para ese momento diversos especialistas alertaron las consecuencias que generaría, principalmente el desmejoramiento en las condiciones de la vialidad. Las estructuras quedaron abandonadas o algunas usadas únicamente por funcionarios militares para sus alcabalas.

“Claro que desmejoraron muchísimo, solo meses pasaron de aquel anuncio cuando comenzamos a ver esas autopistas abandonadas. Muy pocas se conservan en buen estado”, esa es la opinión Juan Carlos Soto, un conductor de carga pesada que estaba estacionado frente a la bomba de gasolina en La Campiña, salida hacia Portuguesa.

No niega que en los últimos años a muchas carreteras les han hecho mantenimiento, pero considera necesario una verdadera reactivación de los peajes para que los trabajos viales sean constantes y se puedan mantener en buenas condiciones, sin que dependan exclusivamente del Gobierno nacional.

A principio de 2015, el presidente Nicolás Maduro informo que se retomarían 75 peajes en todo el país sin mayores detalles, posteriormente el Ministro para Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, aclaró que se  cobraría sólo a carga pesada y se asignarían los recursos para la reactivación mientras que se lograba un mantenimiento propio.

14 meses después de ese anuncio, muy pocos peajes se encuentran en funcionamiento; los del estado Zulia y algunos en la zona hacia Valera y permanecen inactivos los de  Táchira, Barinas, Portuguesa, desde Caracas a Lara ninguno está en funcionamiento.

La presidenta de Invilara, Carolina Fortoul, indico que para el momento del anuncio se entendió que era para todos los peajes que existían en el país, aunque a las Gobernaciones no se les explicó cómo se realizaría el proceso. A las semanas cuando salió la gaceta oficial no todas las entidades estaban incluidas, entre esas Lara. Es por ello que los peajes El Cardenalito, el de Simón Planas y el que comunica con Trujillo aun permanecen paralizados.

Considera que se debió llevar a cabo en todas las entidades para poder garantizar vialidades en óptimas condiciones, aunque aclara que la tarifa asignada por el Ministerio es muy baja para lo que representa el mantenimiento de las   autopistas y personal que labora en  cada peaje.

“el mantenimiento preventivo y no correctivo siempre será el secreto para tener vialidades en buen estado», afirma Fortoul, quien explica que en Venezuela es necesario instalar los controles de carga para determinar el tipo de vehículos que transitan por cada vía así el tipo de espesor de asfalto a colocar y el tiempo de mantenimiento que debe llevar.

Modelo a seguir

En varios países desarrollados el cobro de peajes hace tiempo que pasó a electrónico con un sistema que permite realizar el pago de la tarifa sin necesidad de una transacción física, sino mediante tecnología de comunicación remota se hace la transferencia de manera automática y sin que el vehículo tenga que detenerse por completo, asegurando una velocidad constante del flujo.

El sistema funciona electrónicamente entre un pórtico (estructura metálica de 3 piezas) que se encuentra en la autopista el cual en su parte superior posee dispositivos de lectura electrónica, y un dispositivo denominado transponder, TAG o Televia, el cual va montado  en el parabrisas del  carro que recibe y envía información al pasar por debajo del pórtico.

Las tarifas en los pocos peajes reactivados

  • Motos: 5 bolívares
  • Vehículo liviano: 10 bolívares
  • Camión: 350 50 bolívares
  • Carros por puesto: 5 bolívares
  • Buses colectivos, expresos: 50 bolívares
  • Camión: 750 100 bolívares
  • Vehículo pesado 3 ejes: 150 bolívares
  • Vehículo pesado 4 ejes: 200 bolívares
  • Vehículo pesado 5 ejes: 300 bolívares
  • Vehículo pesado 6 ejes o más: 800 bolívares.
PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios