EPA realiza mejoras en ancianato San Vicente de Paul

Mariángel Massiah |  Stiven Valecillos |
OPERATIVO DE AYUDA POR PARTE DE EMPLEADOS DE EPA AL ANCIANATO SAN VICENTE DE PAUL. 29/03/2016 FOTO: STIVEN VALECILLOS

Trabajadores de EPA realizaron la segunda jornada del proyecto Ayudar es Voluntario, en esta oportunidad, en las instalaciones del ancianato San Vicente de Paul.

Más de 31 trabajadores se dirigieron en su día libre, a colaborar en la segunda jornada del proyecto Ayudar es Voluntario en horas de la mañana del día martes. La iniciativa conforma uno de los programas de acción social de la empresa y fue propuesta por los colaboradores en el 2014, iniciando el proyecto en las ciudades de Valencia y Maracay.

La jornada busca mejoras tanto en los hogares como en el medio ambiente. En esta segunda presentación ayudaron a la casa hogar de personas adultas mediante una remodelación donde aportaron diferentes materiales para la labor y colaboradores que dedicaron su tiempo en la actividad.

El jefe de iniciativa comunitaria de la ferretería, Lorenzo Araujo, indicó que es importante señalar que el trabajo llevado a cabo por cada uno de los empleados es durante su tiempo libre y de esta manera se puede tomar en cuenta como un voluntariado.

“Lo primero es seleccionar el espacio en donde trabajaremos, se escogen instituciones que posean necesidades de infraestructura sobre todas las cosas y una tarea factible de realizar.

Una vez elegido el recinto hacemos el contacto con nuestros trabajadores a través de carteleras y correos informativos para que se sumen a la actividad y procedamos luego a coordinar los implementos que necesitaremos”.

La labor buscó recuperar el área de enfrente, una pared perimetral y trasera, puertas y rejas del establecimiento, jardines y áreas en común. Los materiales que facilitaron la tarea aportados por la compañía fueron juegos de rodillos con sus bandejas, brochas, dos galones de pintura, dos cuñetes de pintura blanca, cuatro palmas, doce plantas variadas y cinco cuadros decorativos.

La compañía posee un cronograma planificado desde el mes de marzo hasta junio en donde cubrirían necesidades detectadas en cada una de las ocho ciudades donde se encuentra la franquicia.

Más de 60 adultos mayores habitan la casa hogar

La directora del ancianato, Sor Ramona Alonso, expresó que mediante este tipo de ayuda es como la casa hogar logra salir adelante. “En Barquisimeto la solidaridad es algo extraordinario. Me he encontrado con un apoyo generalizado y más con la razón de que la casa vive solamente de donaciones y muchos de sus miembros son personas de bajos recursos. Necesitamos el apoyo de la sociedad y siempre conseguimos lo necesario”.

“Hay una gran significación porque podemos ver el resultado del antes y el después y sentimos que cumplimos con nuestra misión que es ayudar a construir hogares”, Lorenzo Araujo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios