Limpian quebradas y bucos en el municipio Palavecino

Hugo J. Boscán | Archivo Prensa Alcaldía Palavecino |

La alcaldía del municipio Palavecino continuó esta semana un programa de limpieza de quebradas y bucos en Cabudare y otros poblados como medida de prevención ante la llegada de la temporada de lluvias que se espera para fines del mes de abril.

El alcalde José Barreras, en compañía del director general, Manuel Cols, acudió este martes a la quebrada Tabure, que cruza por varios sectores del municipio y en años anteriores provocó situaciones de emergencia entre los pobladores cercanos a causa de desbordamientos originados por fuertes lluvias.

En el sitio, el alcalde Barreras informó que los trabajos consisten en remoción de escombros y restos de árboles que, en caso de torrenciales aguaceros, impedirían la libre circulación de las aguas y por ende desbordamientos e inundaciones.

La quebrada Tabure tiene mayor influencia en sectores como El Tamarindo y El Mayal, donde sus habitantes agradecieron a la autoridad municipal haberlos tomado en cuenta eliminando las obstrucciones que existen en la misma.

Luego de la Tabure, los trabajos preventivos de limpieza continuarán en la quebrada La Mata, concretamente en sectores como La Montañita, Atapaima II y La Alfarería.
Igualmente se actuará en el llamado Buco Mayalero, que circula entre las urbanizaciones Copacoa I, Copacoa del Este, Santos Borgel y Las Mercedes.

Barreras y Cols informaron que, también está prevista la limpieza de los drenajes y alcantarillas de las comunidades Tarabana III y Colinas del Sur, pertenecientes a la parroquia Cabudare, así como la sustitución de lozas en la quebrada Tabure, a la altura de Valle Hondo.

Destacaron que en dos años de gestión en la alcaldía de Palavecino no se han registrado inundaciones relevantes, y para que en el 2016 siga así se invertirán 25 millones de bolívares en la atención a 8.5 kilómetros de quebradas, bucos y drenajes.

Al mismo tiempo, Barreras exhortó a quienes residen en inmediaciones de esos canales de agua no arrojarles escombros, enseres, restos vegetales o basura que puedan constituirse en represas e impedir el normal desenvolvimiento de las corrientes que se originen en temporada de lluvias.

Insistió en que esos vecinos deben preoocuparse por su seguridad y llamar la atención a quien sea sorprendido dejando sus desperdicios en esos canales.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios