FOTOS: Desalojan buhoneros del terminal de pasajeros

Hugo J. Boscán | Karen Paradas |

Este viernes comenzó el desalojo de los puestos de vendedores informales que venían ocupando los andenes del Terminal de Pasajeros de Barquisimeto, obstaculizando el desplazamiento de los usuarios.

Dirigidos por Luís Valencia, gerente de la instalación y en compañía de funcionarios de la Policía Municipal de Iribarren, trabajadores de la alcaldía procedieron con el desalojo, comenzando con el andén marcado con la letra D, inmediato al cementerio.

Valencia explicó que está obligado a retirar de los andenes todo tarantín que impida la normal circulación de los usuarios pues así lo establece la normativa que rige a nivel nacional el funcionamiento de ese tipo de establecimiento.

Calcula entre 100 y 120 la cantidad de buhoneros que deberían salir debido a que, además de no estar inscritos en la asociación que agrupa a los vendedores informales, se habían adueñado prácticamente de los espacios destinados a los viajeros.

Durante el procedimiento se detectaron otras irregularidades en la permanencia de esos comerciantes allí, como la del “engorde” de puestos o de personas con más de un puesto.

Primero se hablaba con la o el propietario del puesto informándole sobre la medida que se estaba llevando a cabo y la posibilidad de normalizar su situación mediante la inscripción en el registro que se lleva a cabo.

En varios de los casos los dueños o dueñas de los mismos no estuvieron presentes por lo que hubo necesidad de utilizar un soplete para cortar las cadenas que aseguraban las refrigeradoras.

Lo que se iba retirando, debidamente identificado, se subía a un vehículo para trasladarlo a la sede de la AMTT donde los propietarios podrían recuperarlo posteriormente.

Valencia dijo que la idea es despejar por completo los andenes de puestos de venta, comenzando con los ilegales, para luego proceder con los que están debidamente registrado, que también se calcula entre 100 y 120.

Estos serán reubicados al lado de las paredes norte y sur, donde dispondrán de mayores comodidades y organización.

“La idea es humanizar el viejo terminal de pasajeros”, dijo.

Algunas personas que llegaban o salían de viaje apoyaron la medida por considerar que permite el despeje de los espacios, donde anteriormente hubo sillas para sentarse, las cuales fueron retiradas con fines netamente políticos.

“Es que aquí ya no se podía caminar y uno tenía que caminar por donde pasan los autobuses”, expresó una mujer.

Mauro Orellana, de la Asiociación Civil de Pequeños Comerciantes de Venezuela, quien estuvo presente durante el operativo, se encargó de orientar a los afectados sobre los pasos a dar para regularizar su situación y que pueden, en un futuro, poder desempeñar sus funciones en el lugar.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios