Sectores agrícola y repuestero solicitan se abra la frontera

Rosmir Sivira / Foto: Archivo |

Se rumoró que Venezuela y Colombia podrían discutir  reabrir la  frontera, medida que minimizaría crisis de repuestos automotrices y para maquinaria agrícola del país. Se esperaba que la reunión entre delegados de ambas naciones se realizara el próximo 19 de mayo y al respecto, representantes de los sectores mencionados afirman que la medida es más que “urgente”.

Aquiles Hopkins, vicepresidente de Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios (Fedeagro) subrayó que han sido los productores de hortalizas, los más afectados, así como ciertas zonas del país, cuyos agricultores adquirían en Colombia sus requerimientos, con recursos propios. Es el caso de ciertos agricultores y  ganaderos de Lara, quienes sostienen que por esta vía podía  comprar, semillas y agroquímicos, que les permitían mantener en actividad sus tierras.

Subrayó  que tampoco existe oferta de repuestos de maquinaria agrícola. Asimismo, acotó que desde 2014, no ingresan a Venezuela repuestos de manera formal, lo que habría convertido  la frontera colombo-venezolana en una solución coyuntural.

Por su parte,  Alí Almao, presidente de la Cámara de Importadores y Distribuidores  de Repuestos Automotrices de Lara, señaló que la situación del sector repuestero es compleja, ya que la adjudicación de dólares para la importación de repuestos, no ha ocurrido, sumado a las múltiples deudas pendientes que el Estado mantiene con proveedores internacionales.

En tal sentido,  manifestó que el cierre de la frontera ha sido “un duro golpe” para el sector, motivado que  por dicha puerta de entrada  podían ingresar  repuestos, por vía terrestre a Venezuela.

-Esto ha perjudicado notablemente al sector autopartes y a los importadores, además al detallista, que se abastece de los primeros.

Recordó que el 80% de los repuestos deben ser importados a Venezuela, ya que, a pesar de que el 20% son de fabricación nacional, también existen problemas en la adquisición de materias primas.

De reabrirse la frontera

“Es conocido por todos que hay  una severa crisis en el tema de agroquímicos, semillas y repuestos para maquinarias… porque lamentablemente el gobierno no ha  brindado la atención que el sector ha requerido”, manifestó Hopkins, quien señaló que “la frontera era una válvula de escape por donde se adquiría lo que no se conseguía en Venezuela… Esa posibilidad no existe y golpea fuertemente la economía de la zona fronteriza, en especial de la producción de hortalizas, rubro que tendría comprometida su producción durante el presente año”.

Al consultarle a Almao si  la apertura de la frontera con Colombia sería un paliativo a la actual problemática,  manifestó  que anterior al cierre ellos  importaban a Venezuela, una cantidad de repuestos que les permitía al menos  cubrir el 30% de la demanda de Lara.

-El cierre nos perjudicó bastante. Pero si la abren podríamos atender paulatinamente importantes fallas del mercado. Sabemos que no es una solución, pero por muchos meses resultó una alternativa a la problemática del mercado.

Subrayó que Colombia presenta una amplia gama de repuestos, que le permitía atender múltiples vehículos en Venezuela, en especial en el área de la latonería, rodamientos,  tren delantero y otros.

En opinión de Hopkins el Estado debe entonces reconsiderar esta decisión. Asimismo, estimó que de esta manera difícilmente se puedan solventar problemáticas como el contrabando de extracción, ya que primordialmente se deben atender las circunstancias macroeconómicas que “torpedean” la economía nacional. Mencionó aspectos a corregir como: sobrevaluación de la moneda, control de cambios y control de precios.

Señaló que si el gobierno atendiera oportunamente las necesidades de la sociedad, no habría dependencia de productos con Colombia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios