El país perdió 40% de las exportaciones

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Karen Paradas |

El clamor de los productores larenses se hizo sentir este viernes en el auditorio Ambrosio Oropeza de la UCLA, a propósito del 7mo Pleno Agropecuario 2016 organizado por el Consejo de Coordinación Agropecuaria del estado Lara.

Toda una radiografía del drama que atraviesan los trabajadores del campo venezolano quedó expuesta ante la notable concurrencia.

Cifras reales y proyecciones bastante alarmantes reflejaron los veinte expositores, quienes coincidieron en la total disminución del aparato productivo nacional por las equivocadas políticas públicas implementadas por el Gobierno.

Al menos 17 gremios se pronunciaron en torno al distorsionado panorama que aqueja a los agricultores.

Tras las palabras de bienvenida por parte de la profesora Nelly Velásquez, vicerrectora académica de la UCLA, el director de CCAEL, Fernando Deibis, pidió a la audiencia un minuto de aplausos para Rafael Marcial Garmendia (+), líder consecuente del sector, expresidente de Fedenaga y Fedecámaras.

Es de mencionar que como a todos los plenos se invitó a representantes del oficialismo, quienes no asistieron a escuchar el sentir de los productores.

La realidad

El economista Rodrigo Agudo reveló que no puede hablarse de soberanía y seguridad alimentaria en un país que perdió el 40% de las exportaciones, las cuales no representan hoy en día ni el 0.5%.

La producción nacional experimenta un retroceso histórico. Tenemos cinco años cayendo abruptamente, lo que se traduce en 30% y 40% por debajo de los volúmenes que se generaban hace 30 años. El Producto Interno Bruto (PIB) tiene cuatro años cayendo.

“Vamos a necesitar ayuda internacional para garantizarle a la población los alimentos que los productores no podemos ofrecer porque se ha destruido la producción nacional y el Estado no tiene las divisas para hacerlo”.

Domingo Salgado, en representación del sector bovino, que ha disminuido progresivamente el consumo de carne y leche, consecuencia de la escasez de alimentos concentrados y el altísimo costo de agroquímicos y semillas, así como la especulación de repuestos y maquinarias agrícolas.

Uno de los grandes problemas es la inseguridad jurídica, planteó.

“Hay aproximadamente 14 millones de reses en Venezuela y 35 millones de habitantes, es decir, menos de medio res por habitante y el país está lleno de hambre. Estamos muy afectados”.

Sobre la situación de los cafeteros se refirió Martiniano Pernía, quien expuso que Venezuela llegó a producir 1.800.000 quintales a escala nacional, actualmente, produce unos 650.000 quintales, que apenas cubre un 25% del consumo nacional.

“Pasamos a ser un país netamente importador de café en apenas 13 años de historia. La causa no es otra que la centralización, el monopolio de la materia prima, la asignación de precios máximos y la politización de los financiamientos. Se está produciendo por debajo de los costos de producción”.

El cañicultor y economista Edgar Contreras, en su intervención, mencionó que el sector está en franca decadencia desde hace 10 años.

En el año 2005-2006, la producción nacional fue de 9.021.552 toneladas de caña, con una producción de 744.247 toneladas de azúcar. Apenas se importaron 300 mil toneladas.

Durante la zafra 2014-2015, la producción nacional fue de 4.942.787 toneladas de caña, con una producción de 402.373 toneladas de azúcar. SE importaron 800.000 toneladas.

Indicó que los centrales Pastora, Carora, Turbio y Pío tamayo están produciendo a pérdida. El Pío Tamayo tiene 12 meses paralizado.

Le quedan 40 mil toneladas de caña para tener un central operando. No está en condiciones de moler y en el campo está quedando muy poca caña.

“El precio del azúcar debe ser mejorado, no es posible que un kilo cueste entre 40 y 50 bolívares, cuando el costo de producción es de 450 bolívares.

El ingeniero José Luis Gutiérrez, del sector hortícola, agregó que la disponibilidad de insumos es apenas del 7%.

Además, cerca del 92% de los agroquímicos quedarán fuera del mercado porque no tendrán los permisos para funcionar.

“En cada finca lo que se ve es hambre a su alrededor”. El sector avícola se encuentra igualmente disminuido.

Carlos Angulo, en representación de ese grupo, dijo que hubo un crecimiento sostenido entre 2005 y 2013, sin embargo, en los primeros tres meses de 2016, la reducción ha sido del 36%. La demanda del consumo nacional está por el orden de 1.400.000 toneladas, la cual no se puede cubrir. “Solo en el primer trimestre de 2016 se han importado 19.000 toneladas de pollo, 13% menos respecto a 2015”.

Por su parte, la producción anual de huevos paso de casi nueve millones de cajas a 3.847.136 cajas de 360 unidades en el primer trimestre de 2016.

Cuando se reguló el cartón de huevos la producción bajo 51%.

La disminución de la producción de carne de pollo ha sido del 35% a nivel nacional, en Lara, se estima alcance 45%.

En otro orden de ideas, José Carlos Santos, del sector porcino, aseguró que en 2013-2014 el número de madres en producción era de 160.000 hembras. Hoy en día el rebaño porcino no llega a las 100.000 hembras.

“Se matan hembras todas las semanas sin su respectiva sustitución”.

El productor advirtió que para 2017 más del 50% de los venezolanos no consumirán carne de cerdo. Por otro lado, Fernando Anzola, recordó que en Lara han sido intervenidas 25.225 hectáreas, donde se producía caña de azúcar, pasto de corte, maíz para jojoto, café, sorgo, hortalizas, ganadería, pollos, huevos, entre otros.

Han dejado de producirse 402.520 toneladas de productos primarios/año. Del 2008 hacia acá son más de tres millones de productos primarios que han dejado de producirse en Lara. Los empleos directos perdidos suman 2.097.

Hoy en día la mayoría de estas fincas son áreas parcial o totalmente abandonadas. Algunos apenas producen 5% de su capacidad.

El caficultor Manuel Rojas, destacó que en el año 99 había más de 85 mil familias cafetaleras. Hoy quedan 22 mil. Quedaron 170 mil hectáreas sin producir. “El Gobierno arruinó a más de 300 mil productores agropecuarios”.

Otras expresiones

Aunque el Gobierno no lo acepte el sector productivo está paralizado, dijo José Carrasquero de Asocebú. “Si Henri Falcón tiene aspiraciones presidenciales debería estar aquí. Repartiendo cuatro picos, cuatro palas y cuatro gallinas no va a hacer nada”.

Adelantó que vienen nuevos precios e importaciones masivas porque el Gobierno no puede con los procesos electorales que se le vienen encima.

“Estamos conscientes pero silentes, tenemos otitis testicular. Hay que convocar a todos los gremios, a todas las fuerzas productivas del país, para un gran paro nacional y decir ¡ya basta!”.

El doctor Hiram Gaviria, exministro de Agricultura y Cría, expresó que el país está sin capacidad para producir y sin capacidad para importar.

“Lo que se le viene al país es sumamente grave, por lo cual, hay que defender la agricultura en las calles venezolanas. El malestar social es indetenible”.

Ricardo Cusanno, vicepresidente de Fedecámaras, expuso que se requiere ayuda humanitaria y en paralelo reactivar la producción nacional. La apuesta principal de la cúpula es el consenso a través de un gran acuerdo nacional.

Propuestas

El diputado Alfonso Marquina, planteó que en la Asamblea Nacional trabajan para reestablecer el Estado de Derecho y la garantía de la propiedad privada.

Precisó que las estatizaciones y confiscaciones distorsionaron todo el sistema económico, por cual hoy en día tenemos escasez de alimentos y medicinas, desabastecimiento y la inflación más alta del mundo.

El parlamentario propone reimpulsar la producción nacional, proveer de divisas a los sectores productivos, reestablecer las líneas de crédito, incrementar la generación eléctrica y la provisión de agua, cesar las importaciones, diversificar la economía para incentivar las importaciones, unificación cambiaria, eliminar el control de precios, diseñar una nueva política petrolera y una política de rendición de cuentas para acabar con la opacidad.

“La solución es cambiar el sistema económico, lo cual pasa por cambiar este Gobierno”. En ese sentido aseguró que en Venezuela si habrá Revocatorio.

“Nuestros productores venezolanos aprendieron a producir en las condiciones más adversas, pero eso se acabará. Por la vía democrática saldremos de Maduro”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios