Romer Peña presenta Siempre creo que estoy en mi casa

Axl Díaz Rangel | Foto: Iván Piña |
romer peña. 09/06/2016. foto ivan piña

El próximo domingo 19 de junio, en el Teatro Juares, el narrador oral Romer Peña usará la creatividad y su carisma para contar una nueva historia a los barquisimetanos.

Siempre creo que estoy en mi casa es una historia que invita a las personas a navegar en las aguas del amor, del humor y la nostalgia. Es una historia de amor en la que se narra la astucia de una persona que no ha conocido el mar, basada en las experiencias del cuenta cuentos.

Romer comentó: “Tuve la oportunidad de presentarle el mar a una mujer, básicamente es ese el hilo conductor del espectáculo. Es una historia propia que llevamos a escena en colaboración de Richard Gómez, quien es el director técnico y de luces”.

El título evoca a la posibilidad de sentirse en el hogar cuando se está bien acompañado, sin importar el lugar donde se está, Peña aseguró: “Cuando se está con la persona que amas estas en la casa”.

“Es un coqueteo con la sensación de estar resguardado cuando estás con el otro, ahí entra el dinamismo del espectáculo”, puntualizó el narrador.

Es un espectáculo escénico con toques de humor más una dosis de varias emociones que garantiza el disfrute y el entretenimiento a los asistentes.

La fecha coincide con el Día del Padre lo que significa una buena opción para que los encargados del hogar pasen una tarde diferente. Peña expresó: “Se puede usar como una excusa para que el papá salga de la casa y asista al teatro”.

Es la primera vez que se presenta este espectáculo, se tiene planeado realizar una gira nacional y posteriormente salir del país con el montaje.

Según Peña, la pieza tiene una universalidad diferente a los trabajos locales por tanto desea llevarla a otros lugares.

Peña agregó: “La narrativa habla de amor a distancia, ahora muchas personas están viviendo eso, aman a alguien que está lejos por eso intentan comunicarse por correo, llamadas por Skype, y acciones similares, todas estas cosas van resultando familiares en una Venezuela que cada vez está más disgregada del mundo”.

La obra dura aproximadamente una hora con 20 minutos, está prevista para ser llevada a varios festivales internacionales de cuentería en Colombia.

Romer enfatizó: “Técnicamente es distinta a todo lo que veníamos haciendo, tiene una producción audiovisual bien interesante, es una propuesta diferente”.

“Tenemos muchas ganas de mostrarle al público barquisimetano un espectáculo construido con mucho corazón”, acotó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios