Afecta al comercio escasez de puntos bancarios

Juan B. Salas |

La escasez de puntos bancarios y de cajas registradoras con memoria fiscal, se ha sumado a las múltiples dificultades con las que hoy funcionan en el país los establecimientos comerciales formales y expendedores de servicios, advirtió el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) tanto al sector financiero como al Seniat.

Señala el organismo gremial, que la indisponibilidad de puntos bancarios obliga al sector terciario a trabajar principalmente con transacciones en efectivo, lo cual convierte a cada establecimiento en lugar de interés para la acción del hampa. Asimismo, la ausencia de cajas registradoras con memoria fiscal, no permite la prestación de un mejor servicio a los consumidores, al reducir sitios de atención, o a no trabajar, para evitar posibles sanciones de parte del Seniat.

Consecomercio, atendiendo a los reportes que recibe de sus Cámaras sectoriales o regionales afiliadas, indicó, asimismo, que existe preocupación en el comercio ante la información periodística de que la banca estaría programando el cierre de un alto porcentaje de su servicio de cajeros, ante la carencia de equipos por la imposibilidad de garantizar su mantenimiento, además de los altos costos que le representa la reposición de papel moneda de baja denominación.

Destaca el organismo, que de una u otra manera, una medida de ese tipo incidirá directamente en la programación de gastos que tienen los consumidores. Y si hay que hacerle frente al problema bancario, le corresponde a la Superintendencia de Bancos, al Ministerio de Finanzas y al Banco Central de Venezuela procurar soluciones de fondo.

Soluciones posibles

Estima Consecomercio que esas soluciones de fondo, no son otras que, hasta que se erradiquen las causas de la inflación, imprimir papel moneda de alta denominación, y garantizar las condiciones y recursos que les permitan a la banca la disponibilidad de una red de cajeros en óptimas condiciones.

El sector comercial venezolano registra actualmente las incidencias de una severa escasez de alimentos, medicinas, productos de limpieza e higiene personal. Asimismo, de repuestos para automóviles, además de neumáticos y acumuladores; de equipos médicos, para telecomunicaciones e informática, ascensores y líneas blanca y marrón en general. La indisponibilidad de estos bienes, entre otros, mantiene al comercio formal funcionando por debajo de su capacidad de atención eficiente a los consumidores en todo el país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios