Ciclo cerrado para José Alí Cañas

Carlos José Méndez | Foto: Archivo |

El ciclo de José Alí Cañas al frente del Deportivo Lara finalmente terminó. Después de dos días de discusiones, la directiva del club, con los socios Ender Luzardo, Silvio Ochoa y Jorge Giménez a la cabeza, aceptó la renuncia del experimentado entrenador merideño, para abrir así las puertas a un nuevo timonel, que sería anunciado a finales de semana.

El club dio cuenta del movimiento en horas de la tarde del martes, mediante un comunicado de prensa de siete líneas, sin mayores detalles.

“La junta directiva del Deportivo Lara anuncia que en una reunión sostenida junto al director técnico del equipo crepuscular, José Alí Cañas, se llegó a un acuerdo para la no continuidad del estratega en las competiciones que le restan al club, tales como el torneo Clausura, Copa Venezuela y Copa Sudamericana 2016”, indicó el texto despachado por el departamento de prensa del equipo, un escrito en el que, además, se notifica que “el asistente técnico Luis Giménez asumirá el cargo de director técnico interino de la plantilla”, a la espera de la confirmación del venidero cuerpo técnico.

Giménez, barquisimetano que ya había estado con el cuadro larense en la etapa de Rafael Dudamel, dirigió los entrenamientos de lunes y martes, en la tarea de preparar estrategias de cara al compromiso de esta tarde, frente a la Academia Puerto Cabello, por la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa Venezuela.

Cañas estuvo en la oncena rojinegra desde diciembre de 2013, cuando fue contratado como asistente técnico por recomendación de Dudamel, que en ese entonces llegaba a la dirección técnica, en lugar de José de Jesús “Chuy” Vera. En enero pasado dio el salto de número 2 a entrenador principal, una vez Dudamel dejó a la institución larense para asumir a tiempo completo su responsabilidad como técnico de la selección nacional sub20.

Cañas, que en alguna rueda de prensa señaló que no pensaba más ser técnico principal de un club porque era una tarea de la que se había despedido para ser solo colaborador, fue convencido por Luzardo para que se hiciese cargo de la oncena y ayudara a mantener el proyecto iniciado con Dudamel.

El merideño, mundialista en 2006 con Ghana como mano derecha de Ratomir Dujkovic, aceptó las riendas, pero siete meses después decide dar un paso al costado, empujado por la serie de malos resultados que ha tenido el club en tiempos recientes y que hoy lo tiene al borde de la zona de descenso.

Viene ahora la labor del tren directivo de buscar al sustituto de Cañas, un cargo para el que ha sonado desde hace un par de días Leo González, ganador de dos Copa Venezuela con La Guaira.

Luzardo, entrevistado en el programa radial Los Cronistas de Caracas, advirtió que el elegido para timonel debe comulgar con el proyecto del club, que es ir de la mano con las categorías menores, promoviendo jugadores y no de la idea de contratar a billetazo limpio.

En el mismo programa detalló que de momento manejan cuatro opciones, una de ellas la del hasta hace poco seleccionador nacional Noel Sanvicente, un DT que en su etapa con Zamora se caracterizó por darle oportunidades a los jóvenes y sacar a varios de ellos al extranjero.

Luzardo señaló que para el fin de semana esperan tener el nombre del nuevo entrenador rojinegro.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios