“La ciudad es la expresión física de la anarquía que se vive el país”

Lorena Quintanilla Muñoz | Foto: Luis Salazar |
ARQUITECTO ZULAY BRICEÑO .FECHA 27/07/2016 .FOTO LUIS SALAZAR

La modificación del artículo 150 de la Ordenanza de Reforma del Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL), no debería llevar una nueva fecha, probablemente se fijó un lapso de validez para obligar a la ciudad a revisar su plan de desarrollo, que se malinterpretó porque legalmente podemos acogernos al artículo 218 de la Constitución Bolivariana, que establece que las leyes se derogan por otras leyes y se abrogan por referendo, salvo las excepciones establecidas en la Carta Magna.

Debería continuar la vigencia de la ordenanza y su cumplimiento hasta que se genere una nueva, así lo sostiene la arquitecto Zulay Briceño, directora de la Dirección de Planificación Urbana (DPCU).

Indicó que se plantea la modificación de la ordenanza desde 2013, más no del PDUL. Para eso habría que hacer un diagnóstico completo de la ciudad por áreas: servicios, acueductos, cloacas, drenajes, entre otros, asociado a un plan progresivo de inversiones.

“Barquisimeto tuvo una trayectoria de ciudad planificada por muchos años y eso se ha ido perdiendo a lo largo del tiempo porque creció al margen de la norma. Desde las instituciones se ha ido perdiendo la vocación de planificar”.

Apuntó que la anarquía es producto, entre otros factores, del debilitamiento de la Dirección de Planificación Urbana del municipio, que en su oportunidad tuvo un equipo de geógrafos, abogados, arquitectos, topógrafos e ingenieros.

“En el año 98 se decidió fusionar Control Urbano con Planificación y ahí comenzó a debilitarse la función de planificación y las funciones de control. Hoy en día trabajamos con miras a la división del área de Control Urbano para lo cual se han definido algunas medidas. El alcalde decretó la actualización de un reglamento para inspectores que permitirá mayor control urbano. También es un tema de conciencia porque hoy la ciudad es la expresión física de la anarquía que vivimos en el país, de la anarquía legal, social, económica y política”.

-¿Han violado el PDUL nuestras autoridades gubernamentales?

-Me centraría más en decir que el Estado ha sido incapaz, en todos sus niveles, de poder dar respuestas a las necesidades de la población en el caso vivienda. Eso ha llevado a que la gente busque sus soluciones habitacionales por encima de la norma. El PDUL es un instrumento normativo que regula el crecimiento de la ciudad. Puede que se plantee una revisión del plan existente. Lo urgente es aprobar la modificación de la ordenanza en su articulado que es legal, no en el que se plantean cambios de zonificación.

Ciudad vulnerable

La directora de la DPCU añadió que trabajan para fortalecer la iniciativa de pensar la ciudad, bien sea con la división de la DPCU o la creación del Instituto de Planificación.

“Aún con un PDUL vigente, se está construyendo una ciudad vulnerable, lo cual veo con mucha preocupación porque la mayoría de las personas no cumplen con los mínimos requerimientos técnicos para hacer las ampliaciones, muchas de las cuales son anárquicas y sin permisos. Por la necesidad de vivienda la gente está ampliando sus casas y anexos para sus hijos sin cumplir la norma en una ciudad altamente sísmica. La gente por la necesidad está incurriendo en acciones ilegales”.

En ese sentido, se busca modificar un articulado importante de la ordenanza, que sin duda mejorará las fallas que tiene el instrumento como tal, así como errores y omisiones.

“Sin embargo, todo lo que tiene que ver con cambios de zonificación de la Zona Industrial y de Santa Elena, así como el tema de vivienda productiva a lo largo y ancho de la ciudad, son tópicos que la DPCU señala como ilegales porque los cambios de uso sin un plan son nulos de toda nulidad tal y como lo establece la Ley Orgánica de Ordenación Urbanística”.

-¿Son suficientes cinco meses para modificar la ordenanza?

-Sí, pero no todo lo que los concejales oficialistas pretenden cambiar porque pecarían por ilegalidad. Ahora, si someten a discusión el articulado que por ley se permite modificar, si son suficientes cinco meses, de lo contrario no. Lo que no pueden aprobar es la modificación de la zonificación. Los concejales no están para modificar zonificaciones, eso lo deja bien claro la Ley de Ordenación Urbanística, sino, el instrumento se prestaría para infinidad de cosas.

Lea también:

“Si el municipio no decide ordenar el crecimiento será anárquico”

Caso Aeropuerto de Barquisimeto: “Alcalde de Iribarren podría ser enjuiciado”

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios