Salvador Pérez demuestra su poder contra Boston

Julio Fonseca | AP |

El receptor venezolano Salvador Pérez está a un paso de convertirse en el primer receptor venezolano en conseguir dos temporadas con  20 o más cuadrangulares luego de sacar sus batazos 18 y 19, la noche del sábado, contra los Medias Rojas de Boston.

El careta de los Reales de Kansas City sacudió los dos bambinazos ante el pitcheo de los patirrojos y con ello se pone a uno de conseguir las dos decenas por segunda vez en su carrera, algo que sólo ha hecho en esta posición Ramón Hernández (21 en 2003 y 23 en 2006).

Víctor Martínez  ha logrado cinco campañas de 20 o más bambinazos, pero sus batazos se produjeron en temporadas donde jugó no solo como receptor sino también como inicialista y designado.

En 2016, Pérez batea para promedio de .257, con 57 empujadas y 19 cuadrangulares (sin contar la jornada del domingo), números que lo colocan como uno de los mejores.

El criollo también está al acecho de los 23 jonrones de Ramón Hernández con los Orioles de Baltimore (2006) y que son la mayor cantidad conectada para un criollo de la posición.

Pérez la botó 21 veces en 2015, para quedar a dos del récord de Hernández, que pudiera estar cerca de caer cuando  aún le restan 31 encuentros por disputar.

El carabobeño presenta un slugging de .462, su máxima cifra en campeonatos en los que al menos ha sumado el mínimo de apariciones legales. Pérez ha conseguido 25 dobles y con más de dos semanas por jugar pudiera superar su tope personal de 28, conseguidos en el 2014.

Además, esta zafra puede ser su quinta con 25 o más dobles. En el apartado de hit,s Salvador tiene cinco temporadas, incluida la que está en curso, con más de 100 imparables. También podría sumar 70 carreras empujadas por quinta campaña al hilo.

De mantener un buen ritmo ofensivo podría completar sus mejores números como profesional.

 

Altuve se mantiene

José Altuve, segunda base de los Astros de Houston, mantiene su gran ritmo de bateo en el mes de agosto al promediar .356, producto de 36 imparables en 101 turnos. En el mes tiene 23 carreras impulsadas, dos cuadrangulares, 11 dobles, par de cuadrangulares y 14 carreras anotadas.

El venezolano lidera el departamento de bateo con .355, muy por encima de sus más cercanos perseguidores, Dustin Pedroia de Boston y Mookie Betts con .320 cada uno.

La temporada que presenta Altuve lo coloca como firme candidato a ser el jugador más valioso de la temporada.

No solo lidera el apartado de promedio, sino que nadie ha conectado más imparables que él en la liga y con sus 182 busca llegar a su tercera temporada con 200 o más inatrapables.

En 2016 ya ha establecido nuevos topes en su carrera y en las próximas pudiese aumentar sus 85 impulsadas, 20 cuadrangulares y 91 anotadas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios