El arte entra al Museo del 11-S en 15° aniversario de atentado

AFP /Foto: AP |
In this Friday, Sept. 9, 2016 photo, a visitor at the New York State Museum in Albany, N.Y., looks at items from a new component of the museum's exhibit of the Sept. 11, 2001, terror attack on the World Trade Center. The "World Trade Center Survivors" addition tells the stories of three of the thousands of people who survived the 9/11 attack in Lower Manhattan. Objects used to tell those stories include a pair of shoes, a cellphone and a stairway evacuation sign from one of the fallen Twin Towers. (AP Photo/Mike Groll)

El museo de los atentados del 11 de septiembre en Nueva York conmemora el 15° aniversario de aquel trágico día con una exhibición de arte.

En la muestra Rendering the Unthinkable (Representar lo impensable), que se inaugura el 12 de septiembre, reconocidos artistas locales expondrán trece obras, entre pinturas, videos y una escultura. Todos tienen en común haber vivido los atentados; uno de ellos perdió incluso a un hermano bombero, cuyo cuerpo nunca fue encontrado.

Pero los visitantes de la nueva exposición no tendrán que revivir el horror enfrentándose a cuadros sórdidos o representaciones dolorosas.

El arte hizo su trabajo en los recuerdos, aliviando el dolor y domando la historia, que ahora forma parte del ADN de Nueva York.

Ejay Weiss utilizó cenizas de la Zona Cero para incorporarlas a cuatro pinturas con acrílico, que subliman el caos bajo manchas de cielo azul, como el que cubría a los neoyorquinos la mañana en que colapsaron las torres gemelas llevándose 2.753 vidas.

Pocos días después del 11 de septiembre de 2001, Manju Shandler comenzó a pintar piezas de 10 cm por 22 cm para representar a cada una de las víctimas de los ataques.

“Al principio no se sabía ni cuántos eran”, recuerda. Pintó cerca de 3.000, de las que 850 se reunieron en un inmenso cuadro para esta exposición. Algunas de estas pequeñas obras incorporan directamente fotos de las víctimas. Otras son más estilizadas: muestran a un hombre con el cabello en llamas, una silueta, una serpiente…

“No hay una correlación directa con cada una de las víctimas”, explica. Le llevó tres años terminar su proyecto. “Fue una forma de superar el dolor, era catártico”, dice, y agrega que se siente muy honrada de ser parte de la exposición. “El arte aporta un sentimiento de empatía, no le habla a la misma parte del cerebro”.

Christopher Saucedo tenía dos hermanos bomberos y uno de ellos desapareció para siempre en el amasijo de las torres destruidas. Escultor, trabajaba con acero y otros metales. Pero después del 11 de septiembre, le fue imposible seguir usando los mismos materiales de las estructuras derrumbadas del World Trade Center.

Vistió con lino blanco rectángulos hechos de papel maché de color azul y allí nacieron formas etéreas, en las que las torres gemelas parecen flotar.

En la exposición, figura también un video del colectivo Blue Man Group, inspirado en las hojas de papel, cartas y otros documentos que después de los ataques volaron hasta su patio en Brooklyn.

Y se exhibirá una estatua de bronce de una mujer acostada en el suelo con la mano extendida: un homenaje a los muertos y los sobrevivientes.

Esta ventana para mirar el arte surgido del 11 de septiembre fue concebida como un “contrapunto” con el resto del museo, dijo su directora Alice Greenwald.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios