Los escenarios del país: El canje de los bonos Pdvsa

-

- Publicidad -

El martes 13 de septiembre, el Gobierno nacional anunció una oferta pública de canje de bonos de Pdvsa que se vencen en octubre y noviembre de este año, así como otros cuyo vencimiento será en abril y noviembre de 2017, por un volumen de 7.100 millones de dólares, por un bono que tendrá vencimientos sucesivos en 2017, 2018, 2019 y 2020, con un cupón o intereses a pagar del 8,50%

Además, tendrá la garantía de Pdvsa y un colateral de 50,1% de la empresa venezolana Citgo Holding Inc., que tiene su sede en los Estados Unidos de Norteamérica.

- Publicidad -

Cabe destacar que este canje es voluntario, vale decir, los actuales tenedores de los bonos tendrán un lapso de veinte días que se vencen el próximo 14 de octubre para evaluar la propuesta de intercambio o, si se quiere, refinanciamiento de estos instrumentos financieros, cuyo banco intermediarlo será ahora el Credit Suisse ubicado en Suiza y aprobado por la bolsa de valores de Nueva York.

Es importante señalar que aquel inversionista que no acepte esta operación Pdvsa le cancelara la totalidad de su inversión. Esto no se sabrá hasta el día de cierre de la propuesta. Es de suponer que la empresa habrá hecho sus previsiones ante la ocurrencia de este evento.

Una vez hecha la descripción de esta importante operación de canje de nuestra estatal petrolera, examinaremos algunas consideraciones técnicas al respecto. La primera pregunta que nos viene a la mente es: ¿Por qué Pdvsa está alargando el plazo de pago de sus compromisos financieros cuando ha venido pagando puntualmente los anteriores? O, como dijo su propio presidente: ¿Por qué está aplanando su perfil de la deuda? Para responder de manera sencilla a esta razonable inquietud, podríamos señalar que la razón fundamental de esta propuesta, desde el punto de vista de Pdvsa, reside en la importante concentración de pagos que tendrá que realizar desde noviembre de 2016 hasta noviembre de 2017, lapso en el cual debe erogar más de 11.000 millones de dólares por deuda externa.

- Publicidad -

Por lo tanto la empresa busca aliviar su comprometido flujo de caja, producto de muchas causas que sería prolijo enumerar en este artículo, pero basta resumirlas en cuatro palabras: una ineficiente gerencia financiera.

La segunda pregunta que nos podría llamar la atención es la siguiente. ¿Qué quiere decir un canje voluntario? Responderemos a la inversa, es decir, si no fuera voluntario este canje se entendería implícitamente un evento llamado “default” o cesación de pagos, lo cual acarrearía efectos muy nocivos a Pdvsa. Sería mayor el perjuicio que el beneficio. Por lo tanto para aplazar voluntariamente los vencimientos de esta deuda la estatal petrolera debe ofrecer además de un nuevo bono, un incentivo extra que haga atractiva la propuesta. Es por ello que incrementa el valor del bono de 5,25% promedio a 8,50% y en adición ofrece un colateral nunca antes propuesto, como es el 50,1% de sus acciones en la empresa Citgo C.A. Estas ofertas podrían interpretarse como una necesidad de Pdvsa de tener que aplazar el pago de sus compromisos financieros, pues su debilitado flujo de caja no le permite honrar estos pagos.

Una tercera inquietud podría precisamente ser la siguiente: ¿Por qué en esta ocasión se ofrece como garantía las acciones en Citgo C.A.? Una repuesta probable  sería que se ofreció este colateral no solo para demostrar la intención de pago, sino también por otras razones adicionales, tales como aumentar la credibilidad de la estatal petrolera a nivel internacional, cuya calificación de pago ha sido devaluada por empresas analistas de riesgo internacional, así como los bajos precios de la cesta petrolera a nivel mundial y la caída de los precios de nuestro crudo pesado, sumado a la disminución de la producción de barriles de petróleo de Pdvsa, argumentadas por la misma OPEP y otras publicaciones internacionales especializadas en materia petrolera.

Esto ha hecho que descienda el flujo de divisas hacia Pdvsa, evidenciando que los futuros pagos de sus compromisos se perciben como inciertos. La cuarte inquietud podría ser: ¿Cuáles son las opciones de los inversionistas? Una podría ser no aceptar el cambio (el swap) y exigir el retorno del capital más los intereses a finales de este año. Otra opción podría ser aceptar las condiciones propuestas y adicionalmente poseer las acciones de la empresa Citgo C.A., como garantía en bonos colaterales. Tercera, vender sus posesiones en bonos y salirse de estas inversiones por considerarlas riesgosas; y cuarta: comprar bonos Pdvsa 2020 y 2021 para mantenerlos dentro de su cartera de inversiones a mediano plazo, por considerarlos atractivos. Una quinta y última duda razonable podría ser: ¿qué pasaría si hipotéticamente la mayoría de los inversionistas no aceptase esta propuesta?

Contrario a lo que pudiera pensarse, la repuesta no es sencilla: Pdvsa a pesar de los múltiples problemas que la aquejan (que serían objeto de otro artículo) está posicionada entre las tres primeras petroleras de América Latina y entre las quince primeras del mundo (antes se ubicaba entre las primeras diez).

Esto le sirvió para que China le otorgase un crédito por 50.000 millones de dólares, por ejemplo, aunque en condiciones desventajosas. Sólo en el año 2015 pagó por concepto de deuda externa alrededor de 15.000 millones de dólares, y esto lo percibe el mundo financiero muy bien, siempre y cuando continúe honrando sus compromisos.

Sería  muy difícil, a mi juicio, que en esta ocasión esos mismos acreedores que han depositado su confianza y su dinero en una atractiva inversión emergente, le dieran la espalda a esta propuesta, pues no se trata de simpatía alguna sino de beneficios constantes y sonantes que van a recibir con toda seguridad.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

titulares

Son titulares martes #16Abr

Venezuela atraviesa la ola de incendios forestales más grave de los últimos 155 años, dice ambientalista. En lo que va de año se han reportado más que en 1869
- Publicidad -
- Publicidad -