Vecinos de José Gregorio Bastidas: “Somos chavistas pero con hambre”

José Manuel Zaá | Jairo Nieto |

Desde las 7:30 de la mañana hasta la 1:00 de la tarde de este lunes, el caos se apoderó de Cabudare y la avenida Intercomunal Barquisimeto-Acarigua, debido a una protesta que protagonizaron representantes de siete comunidades de la parroquia José Gregorio Bastidas que, según manifestaron, están pasando hambre porque llevan casi tres meses sin recibir la bolsa de alimento que distribuyen los CLAP.

Con cauchos, escombros y basura en llamas, impidieron el libre tránsito vehicular para exigir la presencia de un representante del Estado Mayor de Alimentación en Palavecino, que comanda el excandidato a la alcaldía Víctor Eloy Delgado e integra Leinis Castillo, a quien nombraron en diversas oportunidades.

Manifestaban ser habitantes de La Alfarería, 6 de Enero, Primero de Mayo, Aquilino Juárez, Raúl Leoni II y IV, así como también de La Trinidad.

“Somos chavistas pero con hambre”, exclamaron con actitud de molestia porque sostuvieron que los alimentos llegan, pero son desviados por quienes se encargan de repartirlos. Señalaron a los Guardias Nacionales por supuestamente ser los principales bachaqueros”.

La señora Sonia Vargas, representante del consejo comunal Raúl Leoni II y IV, exclamó que las autoridades de los CLAP en el municipio los tienen engañados porque, a pesar de que se reúnen semanalmente con representaciones comunitarias, no dan respuesta alguna con respecto a sus exigencias.

Vargas comentó que estuvieron recibiendo la bolsa de manera regular hasta que, por órdenes mayores, quitaron a Lácteos Los Andes como uno de los centros de acopio.

“La última vez que nos vino traía tres harinas, papel de baño y una esponja. Acaso eso es comida para una familia”, declaró.

Por su parte, la señora Nailis Cordero, representante del CLAP de la Raúl Leoni, informó que fueron amenazados con la suspensión permanente de la bolsa por la protesta.

Agregó que ni en los supermercados consiguen lo poco que antes adquirían, porque los comercios son obligados a entregar la mercancía a que posteriormente es llevada al Fuerte Terepaima.

“Vamos a tener que comer esponjas”, exclamó con disgusto una manifestante. Asimismo, señalaron que 7.000 familias están en situación de precariedad y varios niños están presentando signos de desnutrición.

No solo fue en la Intercomunal

El paso por debajo del puente de Los Rastrojos, así como también el acceso a La Mora por el barrio La Alfarería también fue obstruido por los vecinos que se pusieron de acuerdo para exigir comida. Aunque aseguraron entender que causan disgusto en la colectividad, reiteran que es “la única manera de presionar”.

“Chivo mayor”levantó la protesta

Comentó la señora Vargas, en horas de la tarde, que la protesta se levantó porque un capitán de la GNB los abordó con la intención de citarlos para “resolver los problemas” en cuanto a los CLAP de los 22 consejos comunales de la parroquia. Asimismo, fueron contactados por el diputado a la Asamblea Nacional por el GPP, William Gil.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios