Afectados del caso Grupo Hispania siguen esperando respuesta

José Manuel Zaá | Foto: Iván Piña |

Con la finalidad de llamar la atención a las autoridades competentes en materia de estafas habitacionales, los integrantes de la Asociación Civil Quiero Mi Inmueble, la cual integra a un grupo de afectados del sonado caso del Grupo Hispania (GH) en el Triángulo del Este, volvieron a pronunciarse ante la falta de respuesta.

Los copropietarios solicitaron un derecho de palabra en el Concejo Municipal de Iribarren, en la sesión del este jueves, para exponer la situación por la que atraviesan.

Son cinco construcciones que presentan años de retraso en entrega; tres de ellas son proyectos habitacionales.

“Muchos de los que compramos allí en el año 2007 tenemos todo este tiempo viviendo alquilados o arrimados”, declaró la vicepresidenta de la asociación, Sandra García.

El Grupo Hispania ha endosado la responsabilidad del atraso a la incapacidad de Corporelec de proveer del requerido servicio eléctrico a dichas edificaciones. Primero hacía falta el levantamiento de un tendido eléctrico que fue costeado por la constructora; ahora se necesita un interruptor que regula la carga voltaica y debe importarse –debería tenerlo la compañía del Estado que presta el servicio–. Aunque para García esa no es excusa.

“Nosotros le compramos a una empresa que nos dijo que íbamos a tener garantías de servicios de electricidad y agua. Si el interruptor existe o no, si Hispania lo pagó o no, no es responsabilidad de nosotros”, dijo.

Hace un año hicieron el último acercamiento en busca de soluciones, pero no hubo mayor avance. Los voceros de GH aseguran que están a la espera del interruptor para poder entregar algunos edificios que están por terminar, aunque otros lucen apenas iniciados.

“No fue a Corpoelec que yo le compré el inmueble, fue a Grupo Hispania (…) Es una empresa que ha sido demasiado irresponsable a la hora de dar respuesta ante esta situación”, reclamó García.

Se levantó la sesión

Se pudo conocer que los directivos de la asociación no pudieron exponer sus planteamientos ante la Cámara Municipal, pues la sesión habría sido levantada sin razón aparente por ediles del Psuv.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios