Políticas económicas desdicen negación de riesgo país

Rosmir Sivira | Archivo |

Entre contradicciones conducen el país. La calificadora de riesgo JP Morgan, publicó que el Índice de Riesgo País para Venezuela es de 2.169 puntos, muy por encima  del segundo en la lista, Ucrania, con 746 puntos. Para representantes gubernamentales dichas instituciones internacionales estarían formando parte de un complot contra Venezuela, no obstante, el economista Henkel García, director de Econométrica, negó que hubiese alguna conspiración contra el país.

La refutación del gobierno venezolano, sería una postura también contradictoria si se toma en cuenta que oficializó bajo el decreto Nº 2.548 la extensión por 60 días más, es decir prórroga, del  decreto de Estado  de Excepción y Emergencia Económica.

Para el analista financiero esto sería parte de las medidas tomadas  a objeto de mantener la práctica de gastos sin contraloría  de entidades de la Asamblea Nacional (AN), tal y como se hacía cuando el poder legislativo era de mayoría oficial.

Fue reiterativo al señalar que las calificadoras toman para su análisis aspectos como los problemas de caja, disponibilidad  de divisas y la manera “precaria” como se lleva la economía, y que estos estudios se harían por petición de inversionistas a fin de tener una orientación acerca de cómo manejarse en el mercado, mas no para actuar contra una economía.

Subrayó que el decreto también permitiría el endeudamiento sin control de la AN, así como la asignación y manejo de presupuestos, lo que hablaría de la “manera precaria” como se maneja la economía en Venezuela, pero “el gobierno no quiere cambiar”, a pesar de que “no es bueno obviar una labor de contraloría, para lo cual el parlamento fue creado”.

-En sus ansias de controlar de manera hegemónica la conducción del país, optan entonces por prologar el decreto, lo que es parte de su contradicción.

 

Política comunicacional

García comentó que años atrás, aunque igualmente habían contradicciones, la gestión era más coherente que en la actualidad. “Pero cada vez se hacen más comunes las contradicciones, lo que evidencia un colapso económico”.

-Quieren hacer ver que no es así, pero todos viven y palpan esa realidad. Dicen que ayudan al minusválido o al menos favorecido, pero la economía decae y eso se ve…. Cada vez se ven más personas comiendo de la basura o con pérdida de peso y no importa si son de clase baja o media.

Consideró que la insistencia en lo contradictorio ha sido parte de la  manera de hacer política del gobierno, a fin de “disminuir el costo político de la realidad”.  Pero la caída está allí y al tratar de negarla, caerían en  contradicción.

Puntualizó que el gobierno opta por culpar a otros con la guerra económica.

 

Más contracción

Al consultarle a García si también sería contradictorio rechazar el índice de riesgo país, cuando se logra conocer que las importaciones cayeron 45,4 % en los  primeros ocho meses del año, según datos suministrados por 16 países con los que Venezuela realiza intercambio, este recordó que a  comienzos de año Nelson Merentes, presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) y Miguel Pérez Abad, exvicepresidente para el área económica, anunciaron formalmente que en el 2016 habría una reducción de las importaciones del 50 %.

– Pero al analizar el punto se  aprecia esto como una garantía de que habría una contracción tremenda en la oferta de bienes y servicios, en el consumo, lo que sumado al desorden monetario, haría que los precios fuesen inalcanzables… y eso lo vendieron como una medida  que nos sacaría de foso, pero en realidad significaba una  pérdida tremenda para los venezolanos. Eso es contradictorio.

De manera política se mostró como si se realizara el mejor uso posible de los pocos recursos disponibles, en medio de una conspiración culpable de la crisis.  Pero se trata de los resultados de un precario manejo de la economía.

Indicó que manejaron las comunicaciones de dicha manera porque era evidente que generaría malestar en la población.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios