Más inflación, crisis comercial y mayor escasez genera alza de dólar paralelo

Juan B. Salas | O. Azuaje |

El incremento acelerado del dólar paralelo impulsará la inflación, profundizará la contracción del sector comercial y agudizará el desabastecimiento, aseguró el economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, al conversar con los periodistas, en el marco del foro “Venezuela entre el cambio y más de lo mismo. Escenarios 2017”.

Sobre el encarecimiento del dólar paralelo, explica que el gobierno viene inyectando agresivamente bolívares a la banca, no hay ofertas suficiente de divisas, el mercado está seco de dólares, pero con muchos bolívares lo que presiona al alza el tipo de cambio.

-Las consecuencias de esto son fundamentalmente tres: en primer término un disparo en la inflación, en los próximos meses va a haber una presión importante en términos de inflación, incluso probablemente muy superior a la que ya hemos visto; en segundo lugar, tiene un efecto pernicioso en el sector comercial, sector que este año ha estado muy afectado por la caída de la demanda, profundiza la caída y la recesión de este sector, que según nuestras previsiones es el que más va a caer en este año con una contracción de casi 20%; y la tercera consecuencia, tiene que ver con la escasez y el desabastecimiento, inhibe la traída de productos y el gobierno no le liquida divisas a través de los mecanismos oficiales, entonces habrá más escasez y más desabastecimiento, sobre todo de cara al primer trimestre del 2017, asegura.

Advierte que es urgente que el Gobierno tome medidas en materia cambiaria, que de alguna manera impacten el tipo de cambio paralelo y logren reducir la brecha, advirtiendo que lo ideal es el desmontaje del control de cambio.

En cuanto a la evolución de la variable inflacionaria, advierte que este año cerrará entre 500% y 520%, que es una cifra récord. Asimismo admite que en Venezuela está ocurriendo una dolarización de facto y adicionalmente una estructura discriminatoria.

-Por un lado se está viendo que hay unos subsidios que llegan a muy poca gente de la población, como son los Clap, los productos regulados y por otro lado, se permiten importaciones a tasas libres, pero con unos precios que son prohibitivos para la mayoría de los venezolanos y, en segundo lugar, hay una dolarización de muchos bienes y servicios, no solamente en lo formal como ocurre con el sector turismo, lo que va a generar es una discriminación entre los pocos turistas extranjeros que vengan y los nacionales, asegura Oliveros.

Advierte que la economía el próximo año tendrá un crecimiento cero, no es una buena noticia, es solo que ya tenemos tres años de contracción muy profunda, con una caída de –20% del PIB entre el 2013 y 2016, de manera que este crecimiento cero, es más un fenómeno estadístico que una respuesta de cambio de políticas.

-No es descabellado pensar que la inflación se ubique por encima del 800%, con todo lo que esto implica en términos de empobrecimiento para los venezolanos, habrá más presión para mayores incrementos salariales, generándose un círculo vicioso, asegura director de Ecoanalítica.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios