#PulsoEmpresarial Clientes de Ferretería Epa ofrecieron primeros aportes para dotar el Centro de Capacitación Laboral de la Casa Don Bosco

Más de 5 millones de bolívares han sido aportados por clientes de Ferretería Epa,  para iniciar la dotación de los Talleres de Electricidad y Refrigeración de la Casa Don Bosco, a través de Ayudar es Sencillo. Este programa de donativos se mantendrá hasta el último de febrero de 2017, tiempo en el que se espera alcanzar la meta para completar el proyecto que ya supera los 15 millones de bolívares.

Esta primer desembolso  se hizo efectivo a través de una transferencia realizada por el área de finanzas de la mencionada red de tienda, de acuerdo a la información suministrada por directivos de la Casa Don Bosco, quienes agradecieron la generosidad de todos los que han colocado y pueden apoyar esta iniciativa que facilita la capacitación técnica de jóvenes desescolarizados, de las zonas más humildes del estado Carabobo. Especial gratitud enviaron a los clientes, cajeros, ayudantes de caja, al personal de Iniciativa Comunitaria, a los directivos de EPA y del Dividendo Voluntario para la Comunidad, Seccional Carabobo, quienes han sido clave en el éxito del programa.

El coordinador del Centro de Capacitación Juventud y Trabajo de la Casada Don Bosco, Nestor Avilán, informó que ya se inició el proceso de cotización y compras a fin de buscar el mayor rendimiento de los recursos. Comentó que la adquisición de los equipos, herramientas y materiales que se requieren en ambos talleres, se está realizando en base a prioridades, a fin de reiniciar las clases en enero, sin ningún tipo de inconvenientes. Recordó que los insumos que tenía la Casa Don Bosco para el componente práctico de estos talleres fueron robados en uno de los varios asaltos que tuvo, en meses pasados la sede de esta institución benéfica, situada en la Redoma de Guaparo; la cual atiende a cerca de 600 niños y jóvenes, en diversos programas educativos.

“Hemos tomado medidas en materia de reforzamiento de la seguridad a fin de prevenir nuevas incursiones del hampa, que perjudican a los más necesitados, a esa población que busca mejores oportunidades de vida formándose en nuestras instalaciones”, indicó Avilán, quien además reiteró que todo lo que aporten los clientes de EPA en las tiendas de Valencia, Naguanagua y San Diego, hasta el 28 de febrero, se empleará en la compra de insumos para los talleres. Eso incluye herramientas, equipos y mobiliario. En la actualidad la Casa Don Bosco atiende, de manera gratuita a unos 580 niños y jóvenes: 180 amparados completamente por la institución, cuyas edades oscilan entre 11 y 18 años, y 400 de 16 a 29 años, en los talleres de capacitación laboral.

La Casa Don Bosco tiene su génesis en Los Teques, estado Miranda  y surgió  como una oportunidad para el joven sin oportunidad. El 30 de octubre de 1984 se traslada definitivamente a Valencia, al lugar que fue anteriormente sede de la escuela agronómica Salesiana frente a  la Redoma de Guaparo.  En el año 1988 comenzó la labor de capacitación, con los cursos de Mecánica Automotriz; en 1992,  iniciaron el de Operador de Máquinas y Herramientas. En el año 1996 ampliaron las oportunidades de ingreso al centro de Capacitación  con los cursos  de  Electricidad, Herrería, Carpintería y Refrigeración. Y a partir del año 2004 se abre una nueva experiencia, con la apertura de los primeros cursos para muchachas, haciendo de éste un centro más integral. Los cursos que se aperturaron fueron: dos de Asistente Administrativo y uno de  Educación Inicial. En el 2005, se abre el curso de Promotor de Ventas y luego en el 2006 se cambió por el curso de Asistente Tributario.

El objetivo de la Casa Don Bosco es desarrollar una acción educativa evangelizadora de capacitación laboral, al estilo salesiano, desde una óptica de la inclusión, como alternativa para los jóvenes de los sectores más desfavorecidos, especialmente a los que se encuentran excluidos del sistema escolar y del campo de trabajo. Su programa está diseñado para que los participantes asimilen valores de trascendencia y de convivencia social, se capaciten en un oficio mediante un proceso de formación integral y de desarrollo de habilidades y destrezas, que pueda promoverlos en sociedad al insertarse en una actividad laboral sólida, emprendedora y productiva.

epa-2

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios