sábado, septiembre 25, 2021
Inicio Entérate FOTOS: Nuevas profanaciones en Cementerio Municipal

FOTOS: Nuevas profanaciones en Cementerio Municipal

-

El Cementerio Municipal del estado Lara, ubicado al oeste de la ciudad, continúa siendo víctima de profanaciones.

En el año 2015, según lo explicó el director de cementerios municipales, José Gregorio Mendoza, fueron atendidos más de 256 casos de tumbas profanadas, a través de un programa que lleva por nombre Atención al Ciudadano mediante el cual la institución se encarga de restaurar los mausoleos dañados.

- Publicidad -

A pesar de que el plan se mantenía activo y se inició un operativo permanente por parte de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (CICPC) para combatir los actos de delincuencia y profanación dentro del camposanto del oeste, e incluso en reiteradas ocasiones fueron detenidos individuos hurtando restos de las tumbas, este acto vandálico no cesó y cada día incrementa el número de tumbas desvalijadas.

Mendoza destacó que algunas tumbas se encuentran en lista de espera por ser atendidas ante la escasez de material con el cual trabajar. Es importante destacar que la extensión del cementerio es de un millón 900 metros, donde existen más de 320 mil trabajos y tan solo en el mes de noviembre del 2016 ingresaron 600 fallecidos a estos lotes de terreno.

En total más de 250 tumbas se encuentran deterioradas, dañadas o simplemente profanadas. La mayoría de estas tumbas se ubican en la entrada del camposanto. Algunas de ellas tan solo les fueron robadas las planchas, en otras las urnas fueron dañadas y profanadas y, en el peor de los casos el ataúd fue completamente sacado de su mausoleo y desvalijado. De esa manera la entrada del cementerio se convirtió en una zona donde reina la anarquía y el chantaje.

Rafael Escobar se encontraba en la zona visitando la tumba de su padre. Relató que desde hace más de cinco meses canceló la fosa de su padre, la cual tuvo que utilizar hace un año y medio cuando falleció e inmediatamente le pagó 60.000 bolívares a un trabajador independiente dentro del cementerio para que le construyera el panteón en mármol. Sin embargo, su vendedor nunca le cumplió.

“Los primeros meses me venía con la excusa de que no tenía material y cuando lo compré y se lo traje simplemente desapareció. No soy el único, decenas de personas han sido estafadas por estos sujetos y ya hoy día mandar hacer el panteón que mi padre se merece cuesta más de 300.000 bolívares”.

Escobar dos veces por semana visita el cementerio en busca de su estafador. Por dicha razón desde hace algunos meses ha sido testigo de quienes profanan las urnas en busca de piezas de oro y objetos preciosos.

Es importante destacar que desde que fue demolida la llamada Morguecita, los cuerpos en descomposición son colocados en un galpón que hasta por los momentos no ha sido habilitado para recibir organismos en ese estado, lo que se ha traducido en un problema de salubridad para cada uno de los trabajadores del cementerio.

“Eso no es lo único, los perros hacen festín con esos cuerpos. Esta semana llegó un muerto que sus extremidades fueron devoradas por los cachorros hambrientos y tan solo quedó su cráneo por ahí mal parado”, indicó Herman Parra, trabajador del cementerio.

- Publicidad -

Debes leer