Confirmado 40% de reservaciones hoteleras

Hugo J. Boscán | Foto: Ángel García |

Sólo el 40 o 50% de las reservaciones de turistas en hoteles y posadas del estado Lara habían sido confirmadas hasta este jueves para la temporada de Carnaval, situación diferente a las de años anteriores cuando el promedio siempre era mayor.

Lo refirió así Antonio Morales, presidente de la Cámara de Turismo de la entidad, quien atribuye esa disminución a diferentes factores, e indudablemente a la crisis económica en que se encuentra sumida Venezuela.

Cree que el hecho de que tanto en Barquisimeto como en El Tocuyo y Quíbor hayan desaparecido los tradicionales carnavales, con  desfiles de carrozas y comparsas, ha hecho que la mayoría de los turistas que acudían todos los años hayan cambiado de destino, dirigiéndose ahora a las playas.

Recuerda que en esas tres ciudades había festividad durante varios días, lo que incidía en la ocupación hotelera, tanto en los de 3, 4 o 5 estrellas como en las posadas.

Actualmente en el estado Lara operan 199 posadas registradas, la mayoría de ellas en el municipio Jiménez, concretamente en Cubiro, con 63, seguido por Andrés Eloy Blanco (Sanare), con 35, mientras en Barquisimeto, junto a los hoteles cinco estrellas, se han multiplicado los calificados como de tres.

“Pero, con carnavales o sin ellos, la gente sigue viniendo al estado Lara por sus múltiples atracciones naturales en lo que respecta al campo y a las de la ciudad”, indicó.

En cuanto a los problemas que venían confrontando los hoteleros y posaderos para la adquisición de insumos, en especial los de limpieza, manifestó que, aunque en menor grado, continúan, pero los propietarios, cuando se acerca una temporada turística, como la de Carnaval, se aprovisionan con tiempo para estar en condiciones de brindar un buen servicio a los visitantes.

Considera necesario que los diferentes organismos encargados de la seguridad, como Policía de Lara, Nacional Bolivariana o Guardia Nacional, intensifiquen sus acciones durante estos días para que, residentes y foráneos, se desplacen confiados hacia cualquier destino, tanto en la ciudad como en el campo, y no ser víctimas de la delincuencia.

Igualmente ejercer control en las carreteras para impedir la presencia en ella de conductores que hayan ingerido bebidas alcohólicas y pongan en peligro sus vidas.

“Barquisimeto, Cubiro, Sanare, Carora, Quíbor, Cabudare, Sarare, Duaca y Siquisique les esperan con los brazos abiertos”, dijo Morales.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios