Se cumplen 28 años del #Caracazo

Ingrid Méndez Lárez | Fotos: Archivo |

Corría el año de 1989. El presidente de la República, Carlos Andrés Pérez anunciaba durante los días posteriores al Carnaval una serie de medidas económicas que desató un estallido social conocido como el “Caracazo” y que dejó al menos 300 de venezolanos fallecidos  y más de 3000 desaparecidos, según cifras no oficiales. Todo ello por la violencia desatada en las calles que inició en la capital de la República.

Entre las medidas económicas anunciadas por el titular de Miraflores se encontraban:

  • Someterse a un programa bajo supervisión del Fondo Monetario Internacional con el fin de obtener aproximadamente 4500 millones de dólares en los 3 años siguientes.
  • Liberación de las tasas de interés activas y pasivas en todo el sistema financiero hasta un tope temporal fijado en alrededor del 30%.
  • Unificación cambiaria con la eliminación de la tasa de cambio preferencial.
  • Determinación de la tasa de cambio en el mercado libre de divisas y realización de todas las transacciones con el exterior a la nueva tasa flotante.
  • Liberación de los precios de todos los productos a excepción de 18 renglones de la cesta básica.
  • Anuncio del incremento no inmediato, sino gradual, de las tarifas de servicios públicos como teléfono, agua potable, electricidad y gas doméstico.
  • Aumento anual en el mercado nacional, durante 3 años, de los precios de productos derivados del petróleo, con un primer aumento promedio del 100% en el precio de la gasolina.
  • Aumento inicial de las tarifas del transporte público en un 30%.
  • Aumento de sueldos en la administración pública central entre el 5 y el 30% e incremento del salario mínimo.
  • Eliminación progresiva de los aranceles a la importación.
  • Reducción del déficit fiscal a no más del 4% del producto territorial bruto.
  • Congelación de cargos en la administración pública.

Ante este panorama, el pueblo decidió salir a protestar. La violencia se apoderó de las calles con saqueos a comercios. El Gobierno decidió desplegar a los cuerpos de seguridad para contener la turba de ciudadanos y despejar las calles. Sin embargo, el choque terminó en enfrentamientos, disparos, decenas de heridos y más de 3000 desaparecidos.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios