Henri Falcón insiste en reconstruir el país

Pacífico Sánchez | Foto: Daniel Arrieta |

La relegitimación de los partidos se ha venido realizando en condiciones desfavorables para esas organizaciones, observa el gobernador Henri Falcón, pero cuestiona a la Mesa de la Unidad Democrática por no haber discutido en profundidad ese proceso antes de que comenzara.

En visita a EL IMPULSO, donde fue recibido por el Director, arquitecto Juan Manuel Carmona P. y la jefa de Información, licenciada Keren Torres; el mandatario y máximo líder de Avanzada Progresista en el país, estuvo acompañado por los diputados María Teresa Pérez y Teodoro Campos; el alcalde de Palavecino, José Barreras; y Pablo Sepúlveda, coordinador en Lara de AP y presidente de Fundasalud.

La validación de los partidos ocurre en otros países, expuso. Pero, lo que es distinto es el procedimiento. No se le puede poner a un partido condiciones complejas y desfavorables cuando debe ser el Estado, como en otras partes, quien promueva, facilite y vigorice la vida de los partidos.

Lo que estamos haciendo es validar la efectividad de los partidos para poder hacerle frente a los ataques del Gobierno, que desconoce los principios de la democracia.

Antes de este proceso de validación no hubo un debate amplio, profundo y objetivo sobre este tema en el seno de la Mesa de la Unidad. Y es por eso que mucha gente no dijo nada. Algunos partidos, posteriormente, asumieron la decisión de validarse.

Avanzada Progresista no tuvo dudas nunca de que ese desafío lo íbamos a enfrentar, como en efecto lo hicimos, con serias dificultades como la primera organización en cumplir con los requisitos exigidos por el Consejo Nacional Electoral.

Por ser la primera jornada de validación fue materia de aprendizaje. Los funcionarios del CNE, inexpertos, nunca lo habían hecho y tuvimos retrasos de tres y cuatro horas.

Como el funcionario no era diestro en el manejo del equipo, no estaba preparado para operar con efectividad. Además formulaban una serie de preguntas, unas fuera de todo contexto, que muchas veces confundían al participante. Tuvimos que buscar parabanes para proteger las captahuellas, ya que por efectos de la luz del sol no registraba las evidencias dactilares. Tuvimos promedios de validación por persona de quince minutos.

En razón de todo ello solicitamos al CNE una compensación por la pérdida del tiempo durante la jornada del sábado y por eso el domingo nos colocaron más máquinas, principalmente porque todas las plazas de los municipios estaban abarrotadas. En la plaza de la Justicia, a las 5:00 de la tarde, habían una tres mil personas esperando para validar, pero ya el proceso había sido cerrado. Y en todo el estado quedaron por hacerlo más de quince mil electores.

A mí me pusieron en apuros cuando me preguntaron por puntos de referencia de mi residencia. Es de imaginarse lo que puede pasarle a un abuelito cuando le pregunten por correos electrónicos y le soliciten otros detalles que no puede suministrar al momento.
La primera jornada fue un aprendizaje para todos. Ahora el proceso fluye con mayor regularidad.

El gobernador Falcón considera que la validación es importante porque fortalece a los partidos nacionales.

Muchas organizaciones políticas son más regionales que nacionales y, por tanto, no tienen una militancia desplegada en todos los estados.

Y hay que decir también que existen muchos partiditos de maletín. Cada vez que viene un proceso electoral comienzan a negociar tarjetas.

En la concepción regular, el proceso es necesario. Lo que criticamos es que sea engorroso, limitante en el tiempo y no haya estímulo por parte del Estado.

Considera que la Mesa de la Unidad, como patrimonio del país, trasciende los partidos ya que también es una alianza de organizaciones sociales.

Es la unidad superior a la que nosotros hemos venido planteando. De allí la necesidad no sólo de construir consensos en la Mesa.

Esta semana me reuní con la comisión de estrategia de la MUD y hablamos del tema discursivo. Cómo construir el mensaje a sectores importantes de la población, muy humildes, a quienes se les genera una esperanza sobre la base de un país distinto.

A esos sectores se les habló del país potencia, de resolverles sus problemas, donde no debía mediar el hecho político partidista para que se materializaran procesos incluyentes; pero, fue todo lo contrario.

Tenemos que abrir las puertas del país que tenemos que construir, insistió el gobernador Falcón. Tenemos que explorar verdaderos consensos sobre la base de una concertación muy amplia, para poder iniciar el camino de transformación.

Al referirse a su partido, manifestó que ésta es la más joven del país con apenas cuatro años de haber sido fundada. Se trata de una organización creada desde una región. No es lo mismo hacerlo desde Caracas.

Hay temas que son relevantes en las regiones y hoy está demostrado que pueden definir temas para una transformación.

Porque hay que tomar en cuenta las gestiones exitosas que se han registrado en las regiones, planteó. Me disculpan la modestia. Aquí, en Lara, hay experiencias y prácticas que son únicas en Venezuela.

¿Cuáles son los gobernadores que a las seis de la mañana están en un barrio?, preguntó. Pero, también en un cerro o en otro sitio. Yo nunca he abandonado la calle.

Aquí hay una visión en la formulación del presupuesto y en el manejo eficiente de los recursos en los sectores más vulnerables sin excluir a los otros.

No sólo este tipo de trabajo lo hemos asumido nosotros sino también los alcaldes José Barreras, Alfredo Ramos y José Martín, en Palavecino, Iribarren y Jiménez. Y yo estoy, como ellos, dispuesto a medirme en primarias.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios