Calle, calle y más calle.

Euro Barrios Torres |

No te sorprenda si en nuestro país veas que se oprime al pueblo, y que se hace violencia a la justicia y al derecho, porque a un alto oficial lo encubre otro más alto, y otros más altos oficiales encubren a estos dos. Eclesiastés 5,7

Hasta hoy estábamos casi paralizados por el miedo a las represalias, sentimos que estamos del lado correcto y se nos acusara particularmente desestabilizador de un gobierno mentiroso, con su imagen dañada presidida por la dictadura de lo políticamente incorrecto. La verdad tiene la facultad de ser sumamente obstinada y empeñarse en salir a la luz a toda costa. Son 21 países de la OEA que solicitan la activación de la Carta Democrática, para contribuir pacíficamente en la restitución del hilo constitucional en Venezuela, vulnerado por la resolución 155 y 156 del TSJ, desconociendo la voluntad popular que eligió a la Asamblea Nacional, un autogolpe que no puede corregir y otorga poderes anti constitucionales e ilícitos al Sr. Maduro, que sin querer queriendo lo convierte en un sátrapa bananero. La perversidad en la perpetuidad del poder no tiene límites, es por ello la deshonra de una élite milico civil que sigue el axioma según el cual el fin justifica los medios. Hay un dicho en inglés que reza: el dinero es la raíz de todos los males, y parece ser que, salvo excepciones, no se llega a rico sin trepar y explotar a otros. Lo que verdaderamente da valor al dinero es el poder que destila, el cual
actúa como una droga adictiva en estos gendarmes criollos que además son terroristas y narcotraficantes. Estos ineptos cavaron un hoyo, y en el van a caer. Los venezolanos tenemos que decidir por sí mismos si preferimos cruzarnos de brazos y optar por un futuro bajo una
dictadura global paternalista, al mejor estilo estalinista, o luchar por nuestros derechos sabiendo utilizar los instrumentos de protesta que las democracias continentales nos ofrecen como apoyo. Ha llegado el momento de la solidaridad, la unión con los empleados públicos, el
pueblo ninguneado por las dádivas del “Clap”, los jóvenes engañados por la educación insuficiente, en fin la gente que quiere un mundo mejor y más justo para todos. La convocatoria es general, hay que salir a la calle y no regresar a nuestros hogares sino recobramos la
libertad, ahora o nunca, no permitamos que se esté escribiendo el último capítulo de la historia, tenemos que favorecer que éste régimen pueda ser reemplazado por otro distinto, el que nos pueda dirigir hacia una nueva conciencia nacional.

Euro Barrios Torres

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios