FOTOS: Plantón en los cuatro puntos cardinales de la capital larense

Mariángel Massiah | Fotos: Juan Brito |

Desde la avenida Florencio Jiménez salió una marcha pacífica que se “plantó” en las inmediaciones del Comando de Zona número 12 y luego continuó su recorrido hacia El Obelisco donde permanecieron hasta horas de la tarde.

En la actividad participaron ciudadanos de comunidades pertenecientes al oeste de la ciudad y estaban acompañados por el alcalde del municipio Iribarren Alfredo Ramos, quien destacó que los sectores populares estaban rechazando la presidencia de Nicolás Maduro y se convierten en “bastiones” de la democracia. “La tiranía de Maduro está agonizando y por eso no podemos desmayar. La gente se canso de tanta mentira”, expresó.

Un representante político de la parroquia Juan de Villegas, Alejo Durán, agregó que la sociedad ha despertado y los habitantes “rojos rojitos” de la parroquia se están muriendo de hambre y por falta de medicinas, es decir que Maduro perdió una parroquia puntual en su candidatura.

El norte de la ciudad también se sumó. Los ciudadanos de esta zona vieron con asombro cómo fue posible que sectores de la oposición se instalaran al norte de la ciudad, a reclamar y exigir libertad. “Esto es algo nunca antes visto. Este sector era una zona roja y protestar políticamente sin ser atacados por los colectivos era algo imposible”, expresó Karelis Heredia.

El punto fue asignado a los partidos Un Nuevo Tiempo y Acción Democrática. El dirigente nacional de UNT Orlando Fernández Medina, indicó que la oposición no se prestaría al juego de Maduro que anda “buscando oxígeno” con la solicitud del “fulano” diálogo. “No tenemos nada que hablar, es calle y mas calle”.

En tanto la dirigente del partido AD, Sobella Mejías reiteró que el Gobierno no ha querido escuchar al pueblo pero ahora desde la calles será pedido que cada uno de sus reclamos y exigencias se oigan.

Igualmente los residentes de las urbanizaciones Laguna Real y Parque del Este dieron una demostración de fortaleza. En el punto se instalaron con sus sillas, banderas y pancartas a demostrarle a la sociedad barquisimetana que no le tienen miedo a Maduro ni a la Guardia Nacional, tal como lo indicó el exdiputado Oswaldo Hernández. “Nuestra arma es la lucha y en nombre de todos pedimos que se vayan de este país”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios