Marco Coello es liberado en Miami tras incidente migratorio

AFP | Foto: Archivo |

El joven venezolano Marco Coello, quien denuncia haber sido torturado en su país tras su participación en las protestas de 2014, fue liberado este jueves en Miami luego de un breve arresto acusado violar los términos de su petición de asilo.

«Sabemos de parte de un miembro de su familia que Marco Coello fue liberado hoy del centro de detención», escribió en Facebook su abogada, Elizabeth Blandon.

Coello había sido detenido el miércoles cuando iba a sostener una entrevista con las autoridades migratorias en Miami sobre su caso de asilo.

«Lo que sucedió hoy en la Oficina de Asilo de Miami no es nada menos que un disfraz de la justicia», había acusado el miércoles Blandon, afirmando que en sus 20 años como abogada de migración nunca vio que detuvieran a un solicitante de asilo antes de otorgarle una entrevista.

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) dijo en un comunicado que el joven había «violado los términos de su estatus de no inmigrante en Estados Unidos».

Tiene una «condena criminal por una falta menor y no abandonó el país de acuerdo a su visa», señaló el ICE en un comunicado el jueves, sin detallar la naturaleza del delito.

Coello había sido enviado al centro de detención Krome, en el sur de Florida, donde los inmigrantes sin papeles esperan a ser deportados o que se resuelva su caso. De acuerdo a sus abogados, una deportación para Coello podía haber puesto en riesgo su vida.

El 12 de febrero de 2014, el estudiante, que entonces tenía 18 años, había sido detenido junto a otros cinco jóvenes manifestantes en Caracas, durante una protesta que derivó en incidentes violentos y dejó tres muertos.

«Los seis hombres (…) fueron sometidos a abuso físico severo durante su arresto y en la sede de la policía de investigación del área», denunció tres meses después Human Rights Watch.

El joven pidió asilo en Miami a fines de 2015, un día antes de una audiencia judicial que definiría su caso, argumentando que no le sería servida la justicia. El defensor del Pueblo venezolano, Tarek William Saab, lo tachó entonces de prófugo.

Su detención el miércoles elevó voces de alarma en la comunidad venezolana en Florida y de simpatía entre los políticos locales. El senador republicano Marco Rubio, quien había denunciado por Twitter su arresto, saludó el jueves su liberación por parte del ICE.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios