FOTOS: Lanzan bomba lacrimógena en colegio Montessori

Lorena Quintanilla Muñoz/Marlyn Silva |  Fotos: Juan Diego Vílchez |

Una situación irregular se desató este jueves en la U.E. Instituto Montessori a eso de las 10:15 de la mañana, según reporte de estudiantes y personal del plantel.

Se conoció que mientras algunos alumnos se encontraban recibiendo clases de manera habitual y otros en el patio en sus clases de Educación Física, una bomba lacrimógena, al parecer arrojada desde afuera, cayó en el patio de dicho colegio, lo que devino en una crisis de nerviosismo, zozobra, angustia y temor en las personas que estaban dentro del recinto escolar.

En el momento en que ingresa el dispositivo irritante al plantel los alumnos más grandes trataron de ayudar a los más pequeños, tal y como también lo hicieron los maestros, personal administrativo y obrero, quienes evitando asfixiarse se desplazaron a la parte posterior del instituto, otros salieron por la puerta lateral, pero en ese momento, por la calle 8, un convoy de la GNB se acercó a toda velocidad, desde donde unos funcionarios supuestamente lanzaron otros gases lacrimógenos y perdigones, asimismo, aprehendiendo a tres menores de edad, a quienes liberaron en el transcurso del día.

Aunque los profesores no saben a ciencia cierta quién lanzó la bomba, se presume que se trata de la GNB. Desconocen por qué atentaron contra niños y adolescentes que estaban en sus clases. Al menos 300 alumnos estaban en el inmueble en ese momento. Algunos padres describieron la situación como horrorosa, los más pequeños no entendían qué pasaba. Todos salieron despavoridos, temblorosos y llorosos.

Almaritt Colmenárez, abogada de la institución, expresó que aproximadamente a las 10:15 de la mañana lanzaron una bomba lacrimógena al área del patio.

-Había estudiantes recibiendo sus clases de Educación Física. En ese momento, todos los estudiantes salieron corriendo, buscando cómo respirar. La puerta de acceso lateral del colegio estaba abierta ante la llegada de un turno de estudiantes, muchos salieron a la calle, tratamos de organizarlos pero en ese momento era demasiado el caos.

Añadió que otros salieron por el frente del colegio para poder escapar del efecto de los gases.

“Personal salió y se percató que la GNB ya estaba en un costado de la institución y había detenido a tres estudiantes menores de edad. Tratamos de impedir que se los llevaran pero no fue posible, fueron trasladados al Destacamento 121 de la avenida Morán. En ese momento nuevamente nos lanzaron bombas lacrimógenas y unos perdigones. Nadie resultó herido pero sí afectados por los gases lacrimógenos”.

Colmenárez confirmó que por los menos 300 alumnos estaban en la institución, entre niños desde 5 años a adolescentes de 16 años.

“Hubo niños que entraron en crisis, no tenemos medios para auxiliarlos a todos. Vino la gente de Ataucla que auxilió a los escolares, inmediatamente nos comunicamos con los representantes para que retiraran a sus hijos”.

Desconocemos quién lanzó la bomba porque estábamos adentro pero todos saben quienes manejan estos dispositivos son funcionarios de los cuerpos de seguridad, dijo la abogada.

“Tampoco tenemos conocimiento de lo que ocurría afuera, de hecho, todo el mundo entró a la hora estipulada porque en ese momento todas las calles estaban abiertas”.

La entrevistada repudió que hechos de este tipo ocurran en colegios con niños tan pequeños y sin razón alguna.

“A los muchachos que detuvieron los agarraron cuando salían del colegio para buscar aire”.

Unos padres horrorizados ante esta acción violenta de la GNB se mostraron indignados y condenaron que se colme de angustia a niños en edad escolar.

Detención domiciliaria para estudiante del Pablo VI

Un adolescente de 16 años fue aprehendido, ayer en la mañana, en la urbanización Fundalara, cerca de donde se desarrollaba un enfrentamiento entre manifestantes y Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Los castrenses lo llevaron al Destacamento 121 y en la tarde fue acompañado de su abogado, Abraham Cantillo, acreditado por el Foro Penal Venezolano, al Edificio Nacional para la realización de la audiencia, culpado por instigación del orden público. Le otorgaron arresto domiciliario abierto, porque debe recibir atención médica, detalló el defensor.

Cuando fue detenido, el estudiante estaba junto a otros compañeros del colegio Pablo VI mirando desde la casa de un amigo lo que ocurría en la calle. Por las manifestaciones, no había tenido clases; de modo que se quedó allí mientras terminaban las protestas, explicó el abogado. En ese momento, pasaron cuatro funcionarios de la GNB, entraron a la vivienda y se lo llevaron arrestado, después de herirlo a quemarropa con perdigón en la mano izquierda.

Como elementos para acusarlo se mostraron un escudo y máscara. Sin embargo, la defensa sostiene que fueron evidencias “sembradas”.

Una tía del adolescente, Carla Morón, también declaró que eran falsas dichas pruebas. Su sobrino, dijo, nunca se ha sumado a las protestas. “Es un niño estudioso, practica béisbol. Nunca ha tenido una falta en el colegio”, describió la pariente. En correspondencia de esa conducta, mencionó, el personal directivo de la institución y compañeros de aula acudieron al Destacamento 121 para defenderlo.

En otras audiencias ejecutadas, ayer, con la asistencia del Foro Penal Venezolano fue impuesta fianza y presentación periódica a ocho detenidos en protestas; y una mujer fue dejada en libertad bajo régimen de presentación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios