Maduro no silenciará a un magisterio en rebelión

Richard Alexander Lameda | Foto: Archivo |

“A pocas horas de haberse celebrado el inicio de la rebelión del magisterio venezolano en Barquisimeto, el cual se está extendiendo a todo el país, pretende ser silenciado, comprado, desmontado y chantajeado por el presidente Nicolás Maduro y el Ministro de Educación, Elías Jaua, con el ofrecimiento de un 15% de incremento salarial”, dijo el profesor Carlos Giménez, miembro del Magisterio Larense que agrupa alrededor de 23 mil educadores nacionales.

“Informamos a todos los colegas educadores que ese pírrico 15% no se puede tomar como aumento salarial porque es parte de la deuda del 17% del gobierno nacional desde octubre del año pasado, acordado vía contrato colectivo, el cual se ha negado a cancelarlo a pesar de todas las protestas y reclamos hechos directamente en la Inspectoría del Trabajo y en el Ministerio de Educación”, sostuvo.

Señaló que ese 17% sigue generando incidencias en el bono de aguinaldo de diciembre de 2016, en el bono vacacional y en todos los conceptos del sueldo integral que se les debe a la fecha.

Por eso decimos que no nos sorprende que el gobierno de este patrono de Maduro utilice esta estrategia para acallarnos. Sabemos que está muy preocupado por la rebelión magisterial que comenzó en Lara el 24 de mayo, y que colegas de otros estados se sumarán, por lo que planifican estrategias para rebelarse contra este gobierno y su camarilla, resaltó.

Advirtió que no son las únicas deudas que el gobierno tiene con el magisterio, se le suman las prestaciones sociales de más 50 docentes jubilados desde el año 2012, quienes se fueron con las manos vacías y sin los intereses de mora establecidos en la Constitución y la ley que los ampara.

“Reclamamos a este presidente chantajista que cuando aprueba un incremento tarda para enviar a los estados tanto los recursos como la gaceta que oficializa el aumento. Es por eso que muchos gobernadores, incluyendo a los oficialistas, se demoran para hacer efectivo el pago, haciendo pasar roncha a nuestros colegas”, fustigó.

Recordó que el contrato colectivo se aprobó a finales de marzo de 2016 y se homologó en abril con vigencia hasta el 2018, el cual establece en sus cláusulas económicas aumentos del salario cada cuatrimestre.

Precisó que en febrero tocaba un 25% que se hizo efectivo, pero queda en deuda el 17% de octubre con todas sus incidencias, y está en veremos el incremento correspondiente al mes de junio.

Por otra parte, exige al presidente Maduro que de el ejecútese a la Ley del Bono de Alimentación y Medicamentos para jubilados, porque el bono de 19.000 no cubre una consulta y los medicamentos indicados por el galeno.

Se despidió citando una frase de la pedagoga chilena, Gabriela Mistral: “El peor maestro es el maestro con miedo”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios