Enrique Romero: Tenemos el derecho de ejercer la desobediencia

-

- Publicidad -

La resistencia que existe hoy en Venezuela frente al régimen, en gran parte, se debe a la formación de los valores de la democracia que adquirieron los venezolanos en los años que van de 1958 a 1998, y que fueron transmitidos a las nuevas generaciones.
Al hacer tal consideración, el Dr. Enrique Romero, presidente del Colegio de Abogados del estado Lara e integrante del Bloque Constitucional de Venezuela, puso como ejemplo a su familia.

“Mi padre fue un hombre honorable, que salió de un humilde barrio de Cabimas y que al no poder alcanzar sus estudios más allá de la primaria por la muerte de su progenitor, tuvo que dedicarse al trabajo duro de la construcción. Y mi madre, que quedó huérfana a edad muy temprana y fue criada por sus familiares, con sacrificios estudió para ser maestra y educar a los niños. Ambos supieron aprovechar las oportunidades con dedicación y constancia en sus obligaciones, impartiendo los valores morales y democráticos que nos han acompañado desde siempre. Nos indicaron que el éxito se alcanza con esfuerzo y el trabajo honesto, que es lo que hace falta inyectarle a la sociedad venezolana para alcanzar el bienestar de cada ciudadano”.

- Publicidad -

-Las políticas del Gobierno han hecho a una gran parte de la población dependiente del Estado, que hoy se ocupa hasta de determinar qué puede comer la gente. ¿No se le está quitando a las personas sus posibilidades de que pueda trazarse su propio destino, ya que a diario vive pensando sobre todo en lo que puede comer cada día y en cómo puede sobrevivir ante una inflación que le devora los pocos ingresos que percibe por su trabajo?
-Un venezolano formado, crítico, consciente de sus derechos (y no un habitante) es el que precisamente puede decirle no necesito más tus dádivas. Está bien que en un momento dado a la población necesitada se le puede dar un incentivo, pero hay que proporcionarle capacidad a la gente para que pueda alcanzar sus propios medios de ingresos que le permitan tener cada vez un mayor nivel de vida. Cuando la asistencia se transforma en un intercambio de lealtades que tienen que ser automáticas, el Gobierno se convierte en chantajista y el beneficiario es humillado.

-¿Qué debe hacer el Estado?

-Su obligación es proporcionarle educación y salud a la población, además de seguridad y libertad. Ya dependerá de cada persona sus oportunidades que pueda tener. Pero, las condiciones tienen que ser iguales para todos. No es posible que un Estado a cambio de una lealtad o ideología privilegie a unas clases o a unos sectores por encima de otras.

La verdadera intención

-¿Cómo se explica que ahora el Presidente Nicolás Maduro, que se autoproclama hijo de Hugo Chávez, esté empeñado en cambiar la Constitución?

-Cuando Chávez presentó el modelo de Constitución lo hizo de esa manera porque sabía que la ciudadanía venezolana no iba aceptar otro tipo de texto. Si en 1999 hubiese planteado el Estado comunal, o el socialismo o el comunismo, hubiera tenido un enorme rechazo. Se mostró como un demócrata cabal. Después cuando alcanzó un alto nivel de popularidad y un gran caudal político, se sintió poderoso y comenzó a develar la verdadera intención que tenía el grupo que él había encabezado para detentar el poder.

Introdujo el comunismo utilizando el lenguaje del socialismo del siglo 21, para hacer ver que era un modelo novedoso, diferente, atractivo y que los más necesitados tendrían la mayor felicidad del universo. Pregúntele a quienes hurgan desesperadamente, en todas partes, las bolsas de basura si eso es bienestar. A las madres angustiadas que no tienen los alimentos para sus pequeños hijos, ni tampoco las vitaminas que estos requieren. A las personas que tienen familiares enfermos y no consiguen los medicamentos para ayudar a restablecer la salud de esos seres queridos.

-¿No están Maduro y sus seguidores defendiendo su revolución?

-Esto no es socialismo, ni comunismo, ni modelo político de forma alguna. Maduro como el equipo que lo acompaña están cometiendo el fraude más grande contra las esperanzas de un pueblo y de los recursos del Estado. Están defendiendo los intereses de un grupo que está manejando los recursos del Estado venezolano como mejor le parece.

-¿El objetivo no es constitucionalizar la reforma que le fue rechazada a Chávez?

-La reforma, aunque fue rechazada por el electorado, la puso en práctica Chávez a través de leyes inconstitucionales. Ninguna respuesta hubo en el Tribunal Supremo de Justicia a las demandas que se hicieron al respecto. Pero, no se quedó en ese punto, sino que prosiguió su carrera indetenible para seguir gobernando. En el 2009 se produce una enmienda constitucional para que el Presidente se perpetúe en el poder. A  la Constitución que no había que cambiarle una coma porque era para cien años de vigencia, ahora no sirve según el criterio de Maduro y hay que hacer otra para llegar al Estado comunal a como dé lugar, imponiendo él las condiciones de cómo va a desarrollar este proceso que agravará la crisis.

-¿Cómo es que plantea refundar la República y lograr la paz con una nueva Constitución?

-Definitivamente, no es necesario hacer un nuevo texto constitucional. Muy grave es que se decida hacerlo sin consultar a la sociedad. Ya el soberano, que según la vigente Constitución es el que tiene la condición de ejercer dominio sobre los poderes, no es importante, ya es desechable.

Bufete de abogados sin ética

-Si Maduro tiene el 80 por ciento de rechazo, ¿cómo espera seguir en el poder agravando la situación política, económica y social?

-Es la bajeza de la condición humana. No obstante, estar en el siglo 21 todavía hay individuos que se aferran al poder llevándose por delante vidas, sueños, esperanzas y años de trabajo de la gente.

-¿Cómo se entiende que haya magistrados que obedezcan sin razonar órdenes del Ejecutivo?

-Quienes están ocupando esos cargos no son las personas que tienen condiciones, ni la capacidad para desempeñarlos. Ese es un bufete de abogados sin ética, al servicio de un patrón: el Ejecutivo. El Tribunal Supremo de Justicia está integrado incluso por individuos con delitos comprobados y juzgados. Allí no hay jueces, sino usurpadores de una función, designados de manera inconstitucional como se denunció en el momento en que fueron escogidos por una Asamblea Nacional que ya había concluido su período. Pero, más temprano que tarde tendrán que rendir cuentas ante una verdadera justicia porque esto no durará para siempre. Esos individuos van a ser responsable de haber secuestrado la voluntad popular de más de 14 millones de personas, de haber anulado las competencias de la Asamblea Nacional y por consiguiente haber impedido que más de 50 actos legislativos no hayan podido tener el destino final que deben tener en una democracia. Y de haberle negado al estado Amazonas su representación. Y ni siquiera hubo pronunciamiento de la Sala Electoral.

Desobediencia

-¿Qué puede ocurrir si Maduro logra su objetivo de aprobar su Constitución?

-La gente consciente de que alguien de un plumazo quiere borrar la Constitución, tiene en esta garantizado el derecho a no acatar otro texto que rija la vida de Venezuela. Porque al haber sido cerrados todos los canales institucionales para hacer el reclamo (Tribunal Supremo de Justicia, Consejo Nacional Electoral, Defensoría del Pueblo) no le queda otra vía que hacer buena la letra del artículo 333, que le da vigor a la desobediencia.
La Constitución no pierde su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fue derogada por cualquiera, precisa dicho artículo. En tal eventualidad todo ciudadano o ciudadana investido o no de autoridad tendrá el deber de colaborar en restablecer su vigencia.

Esto significa, prosigue el Dr. Romero, que todos tenemos el derecho de desobedecer un texto que se nos quiera imponer distinto al constitucional de 1999.

Uno de los mayores actos de desobediencia se está concretando con el llamado hecho por la Asamblea Nacional ante el empeño de Maduro y sus seguidores de continuar en esa cosa descabellada y la negativa que ha expresado la oposición democrática e incluso sectores que han estado vinculados al chavismo.

Es absurdo que un asunto que debe tener el mayor interés de la nación no sea sometido a un referendo consultivo y es por eso que ha sido rechazado por la mayoría de los integrantes de la Asamblea Nacional. Porque ya no solamente se ha desconocido la voluntad expresada en las elecciones del Poder Legislativo, que es un hecho muy grave, sino que ahora se pretende ignorar totalmente a la inmensa mayoría de la población que está rechazando al régimen.

La fuerza de la protesta

-¿Cree usted que la gente en la calle podría hacer cambiar la actitud de un Gobierno que ha desatado su furia contra los manifestantes y nada le ha importado la vida de las personas que han muerto?

-Ahora es cuando mayor fuerza tiene la protesta. Se está demostrado que el Gobierno le tema más a una protesta organizada, contundente, pacífica, desarmada y enérgica que al terreno de la violencia. Al Ejecutivo le conviene generar violencia porque esta es una pelea absolutamente desigual, donde las bombas lacrimógenas, perdigones y otros objetos son disparados precisamente contra los indefensos civiles por los uniformados de la Guardia Nacional y la Policía Bolivariana, que apoyan las salvajes agresiones de los colectivos. Lo que se pretende es que la gente temerosa termine resguardándose en sus hogares y los pocos valientes que queden sean reducidos. Pero, ya la gente no teme.
-¿No resulta atemorizante que sean utilizados francotiradores, tal como fue planteado en una reunión de militares en Barquisimeto, según la divulgación de una grabación a través de medios internacionales como El Nuevo Herald, ABC de España y otros?

-La sentencia más dura y clara fue dada por El Libertador. Ahora se impone su maldición: “Maldito el soldado que vuelve su arma contra el pueblo”. Esas palabras deben acompañar a todo aquel que la República le ha entregado un arma para defender la soberanía, pero no para atentar contra la vida de los civiles que tenemos el derecho a disentir, a protestar, a exigir nuestros derechos y manifestar contra políticas erradas. Aquí, después de 18 años de que un grupo alcanzó el poder y ha tenido la mayor cantidad de recursos económicos de toda la historia republicana, lo que hay es un desastre. Al momento de que los militares reciben órdenes deben reflexionar en las palabras de Bolívar. Piénselo en quienes están masacrando a gente indefensa. La gente está dispuesta a seguir en la calle como ya lo ha demostrado al cabo de dos meses de manifestaciones en todas las ciudades del país. La desobediencia civil está garantizada cuando se pretenda sustituir la Constitución vigente. Y los integrantes de la Fuerza Armada tienen que ubicarse en el lado correcto de la historia.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

Advierten sobre el peligro de divulgar claves secretas en pagos con tarjeta

El director de Gestión de Productos Cibernéticos en Colombia de Mastercard, Juan Camilo Reyes, instó a los ciudadanos a no divulgar sus claves secretas al momento de realizar pagos en puntos de venta, ya que esto pone en riesgo sus datos personales y financieros.
- Publicidad -
- Publicidad -