Los Guaros de Lara a su novena postemporada

Francisco Vega Riera | Foto: Juan Brito |

Los Guaros de Lara (24-12) lograron concluir en la segunda plaza de la Conferencia Occidental de la Liga Profesional de Baloncesto (LPB) 2017 a la novena postemporada de su historia como franquicia bajo esta denominación, desde el año 2003 y su cuarta consecutiva en la era de Jorge Hernández como propietario y presidente del quinteto.

El vigente bicampeón de la Liga de las Américas FIBA (2016-2017) y monarca defensor de la Copa Intercontinental FIBA 2016 el próximo mes de septiembre, además de ser dos veces campeón de la Liga Nacional (LNB) en 2014 y 2015, está en procura de uno de los dos trofeos que ha procurado y aún no se acredita: el de la LPB, que se ha hecho tan esquivo junto al de la Liga Sudamericana (LSB).

Tras un arranque incierto, en el que le tocaba combinar sus deberes locales con los internacionales, perdía a Álex Abreu por su contrato en Puerto Rico y a Zach Graham, Rafael Guevara y Yohanner Sifontes por lesión, lidiaba con algunas molestias físicas de Heissler Guillent, e incluso pasó algunos partidos solo con Lazar Hayward como refuerzo, los Guaros lograron enderezarse y terminar la primera mitad con foja de 10-8.

La llegada del base exNBA estadounidense Nate Robinson, junto a la de Andy Panko para paliar la ausencia temporal de Graham, así como el gran torneo que han jugado José Vargas, Luis Bethelmy y Gregory Echenique como habituales titulares y Néstor Colmenares y Elvis Báez al venir del banco, sirvieron como avales para nunca perder el norte.

La salida del coach Jorge Arrieta se produjo con balance positivo (12-9) debido a que la gerencia consideraba que debía jugarse mejor y estar en una situación más favorable en la tabla, aunque en ese camino terminase la histórica racha negativa en Puerto La Cruz frente a Marinos de Anzoátegui o se lograse una división en el Naciones Unidas contra Cocodrilos de Caracas.

Le tocó asumir a Yonaiker Ecker por tres encuentros (2-1) y luego apareció el argentino Guillermo Vecchio para el “gran remate”. Coronó una foja de 10-2 que incluyó escobazos a Marinos y Cocodrilos en Barquisimeto y auténticas “palizas” contra Gaiteros del Zulia o Toros de Aragua en Barquisimeto.

Ese rendimiento permitió cerrar una segunda mitad de ensueño (14-4) y coronar un balance envidiable como anfitriones (15-3), así como uno de .500 (9-9) en la carretera. Lo que parecía utopía –quitarle el primer puesto a Cocodrilos- pasó a ser una posibilidad matemática real y próxima hasta la última jornada, algo que solo evitó el escobazo de los saurios a Bucaneros en LA Guaira.

Guaros ha jugado playoffs en las campañas 2005 (subcampeón), 2006 (subcampeón), 2007 (tercios de final), 2009 (semifinalista), 2010 (tercios de final), 2014 (tercios de final), 2015 (subcampeón) y 2015-2016 (semifinalista).

Su nuevo reto es superar a los Trotamundos de Carabobo (22-14) en las semifinales de conferencia, a jugarse a partir de este viernes 2 en el Domo a un máximo de siete juegos. El otro cruce será entre Cocodrilos de Caracas y Toros de Aragua y en la Conferencia Oriental se darán los topes Guaiqueríes-Gigantes y Marinos-Bucaneros.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios