Escolares y docentes rindieron tributo a San Antonio en El Manzano

Hugo J. Boscán | Foto: Juan Brito |

La mañana de este viernes, diversos sectores de El Manzano se sorprendieron gratamente al escuchar en la vía pública la música típica del Tamunangue, y al indagar su procedencia se alegraron aún más al ver a niños y adultos, con trajes multicolores, bailando algunos de sus sones.

Se trataba de alumnos y docentes de la escuela Alí Rafael Bravo que iniciaban así las actividades festivas en honor a San Antonio de Padua, cuyo día es la próxima semana, concretamente el martes 13.

El profesor Luis Querales, quien junto a los también docentes Gwaldo Elías y Albanis Torres se encargaron de la organización del festejo popular, explicó que se tataba de una exposición a San Antonio por parte de la escuela.

En la institución educativa se inició la celebración con una misa amenizada con cantos larenses, para partir luego en procesión, con la imagen del santo, por algunos sectores de la comunidad.

A su paso hacia La Laguna, La Plazuela y Los Trujillanos, los participantes en la romería se detenían en los altares provisionales montados por familias, también para rendir tributo al que también es conocido como el doctor de la iglesia por haberse destacado en vida por los estudios.

La imagen de San Antonio de Padua, con un libro en la mano, iba dejando un remanso de espiritualidad en su recorrido, no faltando las y los devotos que se hincaban de rodillas para pedir su intersección en la búsqueda de la paz que vemos perdida en nuestra Venezuela.

Quienes se precian de su devoción a San Antonio de Padua lo consideran como el santo de la inocencia recobrada, del poder de reconquistar la pureza que pueda existir en el ser humano, de allí la incorporación de los niños de la escuela Alí Rafael Bravo a la celebración.

Explicó el profesor Querales que San Antonio representa para los larenses el árbol de la vida, la esencia de una religiosidad que, a través de la danza del Tamunangue, convoca a todos a encomendar a Jesús la solución de los problemas.

La de este viernes en El Manzano, con la participación de niños, es apenas una de las múltiples ceremonias que, hasta el martes 13, se llevarán a cabo en todo el estado Lara, con mayor espectacularidad en El Tocuyo, hacia donde van dirigidas las peticiones al también llamado santo de la añoranza porque contribuye a rescatar aquello que se olvida.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios