Red de Instituciones Larenses se solidariza con el arzobispo López Castillo

Pacífico Sánchez | Foto: Daniel Arrieta |

La Red de Instituciones Larenses mostró su satisfacción por la nueva visita de la Divina Pastora a Barquisimeto para la jornada de oración por la paz del país y acordó expresarle su solidaridad al arzobispo de la Arquidiócesis de Barquisimeto, monseñor Antonio José López Castillo, víctima de ataques por parte del oficialismo por haber accedido a la realización de una nueva procesión de la excelsa patrona de los barquisimetanos.

De igual modo, manifestó su pesar por la muerte de siete personas en este período de manifestaciones ininterrumpidas contra la derogación y violación sistemática a la Constitución. Y dio su respaldo a los jóvenes universitarios que emprendieron desde esta ciudad una caminata a Caracas, para hacer sentir la presencia de la juventud larense contra la Constituyente que está patrocinando el presidente de la República, Nicolás Maduro.

Los integrantes de la RED designaron al Dr. Marco Tulio Mendoza y al ingeniero Raúl Azparren para que ofreciera las declaraciones en nombre de esa organización que todos los martes hace una evaluación del país y particularmente del estado Lara, para hacer sentir la opinión de más de treinta instituciones y gremios que hacen vida en nuestra entidad federal.

Consideraron como “maravillosa” la visita de la Divina Pastora por la enorme cantidad de fieles que acudieron a la procesión desde la iglesia Claret a la Catedral.

En la ocasión se resaltó la capacidad de guía espiritual del respetable arzobispo López Castillo, quien ha mantenido una lucha incansable por los larenses y en lograr la unidad de la población y el respeto a los Derechos Humanos.

Encontramos en él un ser con cualidades humanas excepcionales, que representa el valor histórico que vive la Iglesia Católica en el mundo.

Rechazaron los comentarios de un sector minoritario –dijeron al referirse al oficialismo– sobre  el arzobispo, a quien llegaron a tildar de terrorista por el hecho de apoyar a quienes han salido a la calle para hacer uso del derecho constitucional a manifestar su desacuerdo con la violación y derogación de la Constitución.

La violencia que se ha registrado en la ciudad viene de un sector minúsculo, pero vinculado al oficialismo que ha originado situaciones muy lamentables como el derramamiento en las calles con sangre de jóvenes.

Rechazamos la violencia venga de donde viniere, porque es la negación del encuentro, del diálogo y del respeto a quien no comparte nuestro pensamiento.

Lo que el país está exigiendo en estos momentos –y lo viene haciendo desde hace ya varios meses–, es la solución a los problemas que han sido producidos por el desastre en la gerencia de los recursos de Venezuela.

Lamentamos profundamente la pérdida de futuro que representan los jóvenes que han caído.

Está justificada la lucha por encontrar, mediante los caminos democráticos, la solución a los problemas. Y felicitamos a los jóvenes universitarios que marcharon desde Barquisimeto a Caracas, para hacer sentir el sentimiento de la juventud de nuestro estado.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios