Saqueos dejan inoperativo el mercado de La Carucieña

José Manuel Zaá | Fotos: Juan Brito |

Vitrinas rotas, escombros y rejas dobladas fue lo que quedó en el mercado periférico de La Carucieña tras la tumultuosa noche de este jueves. La multitud se llevó no solo la mercancía, sino que también arrasó con equipos electrónicos y parte del mobiliario de la infraestructura que tiene más de 30 años.

La mañana de este viernes los adjudicatarios de los locales agarraban sus cabezas mientras, entre el desastre y con los ojos enrojecidos, contaban que lo habían perdido todo. Afirmaron que cerrarán indefinidamente y, según comentaron, dependen de ayuda gubernamental para volver a levantar las santamarías.

El coordinador de la asociación de comerciantes del mercado de La Carucieña, Dixon López, informó a EL IMPULSO que fueron birlados al menos 60 negocios de distintos rubros -charcuterías, víveres, ferretería, quincalla y otros-.

“Pérdida total en mercancía y bienes de la infraestructura. Era demasiada gente. A los cuerpos de seguridad se les notificó pero no pudieron darnos el apoyo”, declaró el vocero de los afectados, al mismo tiempo en el que indicó que los saqueadores se hicieron con neveras, motores de equipos, carretillas, inodoros, lavamanos y otros enseres.

“Tenemos hambre. Esto ya no se aguante”, gritaban, a lo lejos, ciudadanos al notar la presencia del equipo de EL IMPULSO a las afueras del mercado.

Las pérdidas son multimillonarias. Expuso López que cada puesto podría haber perdido entre 10 y 30 millones de bolívares; aunque esta cifra es muy volátil por la variedad de rubros que ofrecía el mercado. Cada adjudicatario se encuentra calculando el saldo negativo que dejó la noche de disturbios.

“Estamos en una situación muy difícil. A todos los políticos pedimos que lleguen a un entendimiento y se acabe esto”

Fue incontrolable

Habitantes de la zona y testigos de los hechos relataron a EL IMPULSO que la situación fue incontrolable desde las 7:00 p.m.

Cada local estaba considerablemente surtido, puesto que, según explicaron los comerciantes, pronosticaban buenas ventas para este fin de semana por ser último de mes.

No esperaban algo así y, por ende, trabajaron el jueves como cualquier otro día, hasta las 5:00 p.m.; aunque algunos tuvieron que regresar tras enterarse de lo sucedido.

Narraron los testigos que algunos apelaron a disparar armas de fuego para defender lo que les pertenece y otros se resignaron simplemente a ver. Calculan que la turba la conformaban como mil personas.

En ello, resultó un joven de 17 años de edad herido de bala en el cuello; y Carlos Daniel Ramírez Rodríguez (21) en la pierna izquierda. Ingresaron a la Emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda.

La situación se tranquilizó como a la 1:00 a.m. de este viernes. Era poco lo que quedaba.
“Eso no fue hambre sino vandalismo. Quién va a comer cabillas (…) El pueblo está acabando con sí mismo, porque este era un mercado que le servía a los vecinos y ellos mismos lo destrozaron”, criticó la adjudicataria Mariangelina Rangel.

Corrieron a la GNB de El Garabatal

Residentes de El Garabatal, Lomas de León, Los Cerrajones y la invasión Luz de Dios, se alzaron contra la Guardia Nacional Bolivariana, este jueves, y corrieron a los funcionarios que estaban apostados en una infraestructura ubicada a un lado de la avenida La Salle.

Según expresaron vecinos de manera anónima, estos se cansaron de ser reprimidos por los militares durante las trancas de martes y miércoles, por lo que habrían salido

“La Guardia Nacional empezó a lanzar lacrimógenas y hasta tiros –como a la 1:00p.m.-; por eso la gente actuó así. Ellos tenían el puesto custodiado pero todas las barriadas se vinieron a sacar esos guardias”, expusieron.

Esta misma caterva de gente enfurecida y hambrienta, fue la que, después de enfrentarse a la GNB, saqueó el mercado.

Asimismo, denunciaron que los militares desvalijaron el puesto castrense antes de abandonarlo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios