Congestionamiento y accidentes provocan semáforos defectuosos

Hugo J. Boscán | Fotos: Archivo |

Barquisimeto se está convirtiendo en una de las ciudades de Venezuela con mayor riesgo a la hora de desplazarse en vehículos por sus vías principales debido a la inoperatividad de gran cantidad de semáforos.

“Esos peroles son tan viejos que ya no aguantan reparación, y aunque a veces los remiendan, a los pocos días vuelven a echarse a perder”, expresó el conductor de una buseta mientras trataba de cruzar en la intersección de las avenidas Venezuela y Leones, donde las luces de los semáforos no funcionan normalmente.

Se trata de un cruce muy peligroso que amerita un buen funcionamiento de esos controles pues por allí se desplazan muchos camiones, gandolas y unidades del transporte colectivo de entrada o salida de la ciudad.

Pero también al de la Venezuela con 13 le faltan luces que orienten a los conductores, lo mismo que los de la avenida Andrés Bello, la intercomunal a la altura de la Ruezga Norte y Sur, y San Jacinto, aunque la mayor cantidad de semáforos inservibles se encuentra en la avenida Florencio Jiménez, lo que no es nuevo sino que data de hace meses, lo que obliga a los conductores a intensificar sus precauciones para evitar verse involucrados en accidentes.

También funciona irregularmente el indicador del cruce en Nueva Segovia, diagonal al hotel Jirajara.

A algunos usuarios de la vialidad barquisimetana les llama la atención el que desde la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMTT), se hayan preocupado más en la instalación de más equipos en algunas avenidas, como la Lara, hacia el este, que en reparar o sustituir los dañados.

Igualmente que Barquisimeto, pese a ser una de las principales ciudades de Venezuela, no cuente con un sistema moderno de señalización vial, como sí ocurre con otras de menor importancia.

En varias oportunidades la ingeniero Carolina Espina, directora de la AMTT, ha anunciado la automatización del sistema de semaforización de la ciudad, pero hasta ahora todo continúa igual, o peor, pues cada día vemos más semáforos apagados.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios