Clase trabajadora dio su mensaje durante el paro cívico

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

Servando Carbone, coordinador nacional de trabajadores públicos de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), informó que el paro cívico del jueves fue acatado satisfactoriamente, puesto que en entes centralizados y descentralizados de la administración pública nacional, alcaldías y gobernaciones, se registró 70 % de ausencia de los empleados, como muestra ciudadana del malestar ante las políticas del Gobierno Nacional, en especial en materia salarial, ya que un grueso de la nómina pública aún devenga salario mínimo de Bs.65.021,00, mientras que el 1 de julio entró en vigencia un nuevo monto; a este drama se suman otro males laborales como la bonificación del salario, persecución por razones políticas, pérdida del poder adquisitivo por efecto de la inflación y otros.

-La molestia es inminente y lo de ayer (jueves) fue un acto cívico que el Gobierno tiene que analizar y que está relacionado con el compromiso que hicieron millones de venezolanos el 16 de julio, de participar en la tarea libertadora de defensa, rescate y reconstrucción de Venezuela.

Recordó que el malestar en términos laborales ya ha sido advertido nacional e internacionalmente, ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que recibió un oficio por parte del movimiento de trabajadores venezolanos, planteando la posibilidad de llamado a la huelga, basado en una serie de faltas sobre las cuales ya fue cuestionado el Gobierno nacional.

No negó la posibilidad de que en los próximos días centrales sindicales del país formulen un llamado a huelga general, por lo que aclaró que las tramitaciones para protección de los empleados que se sumen al ejercicio de este derecho se encuentran en desarrollo.

Organizaciones como la representada por Carbone, la Confederación Venezolana de Trabajadores (CTV), Confederación General del Trabajo (CGT) y Confederación de Sindicatos Autónomos de Venezuela (Codesa), también han acudido al Ministerio Público para presentar denuncias sobre persecución laboral por razones políticas, así como a la Asamblea Nacional, a objeto de exponer un proyecto de ley que proteja a empleados, empresarios y gremios que se sumen al llamado a huelga, en ejercicio de los artículos 333 y 350 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV).

A juicio de Cabone el paro cívico de este jueves fue “un mensaje de la clase obrera, para el presidente Nicolás Maduro”.

Instó a los trabajadores que sean objeto de persecución y amenaza por su tendencia política y participación en recientes convocatorias a acudir a sus centrales sindicales y denunciar la situación, a fin de documentar dichas faltas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios