FOTOS: Queman bus en El Cardenalito

María Fernanda Peñalver | Fotos: Stiven Valecillos |

A pesar del llamado a trancazo emitido aparentemente por la denominada “resistencia” y enviado a través de algunos canales de comunicación, así como de redes sociales, la ciudadanía decidió continuar con su vida cotidiana, evitando únicamente circular por algunas vías que continúan obstaculizadas, como es el caso de la avenida Libertador con 54.

Incluso los puntos álgidos se mostraron pasivos, con excepción de El Cardenalito, lugar donde fue secuestrado y posteriormente quemado un bus Yutong perteneciente a la línea Unión que cubría la ruta San Felipe – Barquisimeto.

Aparentemente un grupo de personas, con sus rostros tapados, fueron los encargados de realizar dicha acción en horas cercanas al mediodía. El hecho provocó que la circulación se viera obstruida, especialmente en sentido Cabudare – Barquisimeto.

“Un grupo de encapuchados me interceptaron”, dijo el conductor de la buseta propiedad de Fontur, quien prefirió no identificarse. Señaló que eran aproximadamente 15 personas las que ingresaron a la unidad y luego de robar a los pasajeros hicieron que estos se bajaran, después quemaron el vehículo. “Solo dijeron que esto era del Gobierno y que tenían que quemarlo”, expuso el chofer quien además fue golpeado y aseguró sentirse desmoralizado al perder su sustento laboral y por haberle “desgraciado la vida”.

Esta acción produjo que funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), Policía de Lara y del Conas se apersonaran a la zona residencial donde arremetieron contra los urbanismos. Producto de la actuación de los cuerpos de seguridad se generó la detención de una dama de nombre Crist Viera Leal. Según reportó la ONG Funpaz, la mujer se trasladaba en transporte público luego de una consulta médica, por lo cual consideraron la detención como “arbitraria”.

Asimismo los funcionarios se encargaron de recoger algunas de las barricadas que se encontraban en la zona y de permanecer atentos a cualquier posible ataque, con la presencia de dos tanquetas.

Contrario a semanas anteriores, en donde se veía un nutrido grupo de protestantes en los puntos que pasaron a ser focos de protesta, ayer se notó cierta “normalidad” en los mismos.

Algunos ciudadanos expresaron que se debía a la desmotivación que siente el pueblo luego de la aprobación de la Asamblea Nacional Constituyente; puesto que vieron esto como “la última batalla”.

Otros por su parte aseguraron que no participaron en ninguna actividad de calle por no tener conocimiento de la misma y que si bien se dice que hay que desligarse de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), y salir a la calle como sociedad civil, es difícil acatar alguna convocatoria que no sea oficial.

“Pasamos bastantes días con un clima tenso, cuando ni siquiera salimos a comprar comida o sacar dinero a pesar de las necesidades. Ahorita es que estamos volviendo a salir y ver todo medianamente tranquilo aunque no sé qué tan conveniente sea esta normalidad”, expresó Zoraida Márquez, ciudadana encuestada.

Otros esperan que las cosas “terminen de pasar” y así dejar de vivir en la zozobra que actualmente permanece el pueblo venezolano con respecto al futuro del país.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios