Abandonados por el gobernador

María Fernanda Peñalver | Foto: Archivo |

El conflicto entre el magisterio larense y el gobernador del estado Lara, Henri Falcón, ha perdurado en el tiempo, debido al incumplimiento por parte del patrono que abarca desde pago de deudas por ajustes salariales, como la implementación de un nuevo Contrato Colectivo.

Desde hace cuatro años esperan que Falcón ponga su disposición para siquiera iniciar las mesas de trabajo para discutir la nueva contratación, pero esto no ha sido posible a pesar de las diferentes acciones legales emprendidas, que incluso han sido positivas para los educadores, pero que el patrono aparentemente ha hecho caso omiso.

Según informó Paula Torres, representante del Sindicato Venezolano de Maestros del Estado Lara (Sinvemal), luego del recurso de amparo interpuesto por los docentes, se instó al gobernador a cuantificar la cantidad de dinero que se le adeuda al magisterio desde el año 2014 hasta el 2015, cifra que se estima en al menos 300 millones de bolívares.

“Los criterios técnicos financieros tampoco se han presentado”, dijo la sindicalista, quien destacó que sin estos no se puede iniciar la discusión de contrato. Los encuentros con el Falcón han sido escasos, y el secretario de Gobierno, Erick Valles, a pesar de que se ha comprometido en diversas oportunidades, no ha cumplido.

Torres asegura que la lucha magisterial además consiste en recibir los mismos beneficios que los docentes a nivel nacional, puesto que solo en el 2017 tienen una diferencia salarial del 150% que no ha sido saldada por el gerente estadal; mientras que contando los años anteriores, la misma ascendería a un 1.000%

La sindicalista se ha mostrado incrédula en cuanto a las razones que se han dado para no cancelar, puesto que conoce que el dinero ha sido enviado, sin embargo, aparentemente el gobernador no lo deposita a los docentes. “Hacemos también un llamado al Consejo Legislativo, para que funcionen como contralores y garantes de que se haga lo propio con lo que se envía”.

Destacó también que no solo se trata de este tipo de deudas, sino que además los docentes no han podido percibir algunos beneficios sociales, debido a que la gobernación no ha hecho los pagos respectivos, a pesar de descontar a los maestros el monto correspondiente.

Por otra parte, Torres recordó que en los ocho años que tiene Falcón como gobernador no ha otorgado ni una jubilación, lo que mantiene esperando a 3.292 maestros; situación similar viven otros 3.500 empleados de Fundaescolar que anhelan su titularidad.

Este tipo de situaciones nuevamente pone en duda el inicio de un año escolar “normal”, aunado al estado de las instituciones educativas; según dijo la representante sindical.

Es por esto, que antes de dar comienzo a las clases, el magisterio larense plantea realizar una asamblea a las afueras de la gobernación, lugar que en reiteradas oportunidades ha sido tomado para expresar el descontento que aflige a más de 4.000 docentes del estado Lara.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios